Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

 

Un estanque es una extensión de agua artificial construida para proveer al riego, criar peces,  o con fines meramente ornamentales. Aquí vamos a ocuparnos de un estanque en un jardín con fin decorativo.   Existen diferentes maneras de construir un estanque: de arcilla o apisonados, hormigón o cemento, prefabricado en fibra de vidrio y con una lámina de plástico, llamada liner. Los más eficaces y sencillos son estos dos últimos, pues no hace falta ver cómo es el terreno donde se ubicará.  El estanque puede tener las formas y dimensiones que queramos. La profundidad dependerá del clima, ya que si  los inviernos son muy fríos con heladas fuertes, deberá tener al menos 80  centímetros en la parte más profunda para que no se congelen sus habitantes. Sino es así con  unos 40 centímetros será suficiente.

 

 

Lo primero que debemos hacer es elegir el lugar de ubicación, procurando que no haya árboles que puedan dejar caer sus hojas sobre él, ya que pudrirían y ensuciarían mucho el agua, además de que las raíces podrían llegar a romperlo. Si cerca tenemos una toma de agua será muy útil, para poder rellenarlo cuando el nivel baje por la evaporación o para limpiarlo. También tendremos que tener una zona de desagüe, por si es preciso su vaciado. Otro elemento a tener en cuenta es el viento, tanto por la caída de las hojas de árboles cercanos, como por el efecto que produciría en el agua, en una cascada o surtidor. El sol también sería un factor a tener en cuenta, pues si está todo el día dándole de lleno, proliferarían las algas y tendríamos que limpiarlo mucho más a menudo. Para evitarlo reserve una zona del estanque para colocar plantas de tallos altos que lo protejan al menos durante algunas horas.

Después marcaremos la forma deseada con estacas, cuerdas o yeso  y nos aseguraremos que lo que será la periferia del estanque está al mismo nivel. Se suelen realizar con al menos 2 niveles de profundidad para poder disponer diferentes tipos de plantas acuáticas. La parte más profunda es mejor hacerla de paredes verticales y fondo rectangular o cuadrado, así será más sencillo de trabajar, especialmente si usamos hormigón. 

Es recomendable hacer un estanque a diferentes alturas o niveles del suelo:   zona profunda para peces adultos y plantas acuáticas, zona intemedia  acuática para plantas palustres con pocos centímetros de agua, y puedan estar  los alevines  y zona húmeda para aquellas especies de plantas que requieran mucha humedad, pero no es acuática.

Una vez marcada, tendremos que empezar a cavar un agujero, si había césped puede retirarlo con cuidado, para colocarlo luego en los bordes. Primero sacaremos la tierra de las zonas planas o bordes, luego empezaremos a vaciar el resto. Saque todas las piedras, rocas o elementos extraños que no sean tierra. Si localiza raíces vivas, mire de qué árbol proceden, ya que si crecen mucho más podría dañar el futuro estanque. Las uniones de la base con los laterales no deben ser  en ángulo recto, tratar que sea menos pronunciada. Después colocar 1 centímetros  de arena sobre la base y apisonarlo hasta que quede compacto, lo mismo con los laterales bajos. Si se va a utilizar  lona, debemos colocar  4centímetros de arena sobre la base sin apisonar. Una vez haya terminado de cavar,  agregue 20 centímetros a la excavación  que se  utilizarán para la lona y sustrato del estanque. El siguiente paso será colocar la lona o empezar la obra de cemento.

 

TIPOS

 

- Apisonado  o   de arcilla: utilizan el mismo suelo, y el mejor  es el que contiene arcilla porque retiene bien el agua.  Para examinar el suelo, se debe excavar un agujero de 1 m de profundidad y sacar una muestra de tierra del fondo. Humedecer esta tierra y con la mano hacer una pelota, arrojarla unos 50 centímetros al aire y luego agarrarla. Si la pelota se deshace en la mano quiere decir que no sirve para construir estanques. Buscar otro lugar o usar uno de los métodos para revestir estanques. Si la pelota se mantiene entera, el suelo probablemente contenga suficiente arcilla para construir un estanque. Suelen construirse donde hay pozos naturales y que sólamente con el agua de lluvia, más una poca extra que le añadimos, están llenos todo el año. No suelen usarse en jardines pequeños, ya que son costosos y con el tiempo llegan a tener  filtraciones. Además no suelen tener ni siquiera sistemas de filtrado, y a veces se les pone una fuente para producir un mínimo movimiento del agua.

 

 

 

 

- Con una lámina de plástico (liner): construir un estanque con una lámina o lona  de plástico es un método sencillo y económico que permite darle la forma que deseemos con mucha fácilidad. Está especialmente indicado para estanques de dimensiones reducidas. Para construirlo se cava  una fosa con la forma del estanque dándole los dos niveles de profundidad. Se estira la lona sobre el estanque, dejando que se vaya amoldando al terreno, conviene tener ayuda si el estanque es muy grande. Pasar la mano por toda la lona para fijarla bien al suelo y los laterales. Dejar un borde por encima alrededor del estanque, para poder fijarla posteriormente, provisionalmente, colocaremos rocas o cualquier objeto pesado, que impida que se deslice hacia abajo. Para que la lona no se rompa cuando el agua ejerza una presión muy fuerte, aunque las hay de muchos espesores, y se recomienda un grosor mínimo de 0,8 mm., se deberá asentar sobre una capa de arena fina, evitándo así cualquier piedra o ramita que pudiera encontrarse en el terreno. Proceder entonces al llenado, dejándolo unos 4 días, para que se asiente bien la lona al suelo y laterales y comprobar si tiene pérdidas, por haberse roto la lona. Después de estos días, podremos fijar definitivamente la lona, con el material que deseemos. Las piedras y baldosas se pueden mezclar con plantas y otras ornamentaciones del estanque. El plástico se suele estropear cuando le da el sol, por lo que hay asegurarse de que no queda ninguna parte expuesta. Mirar que sea resistente a los rayos ultravioletas, las heladas y al calor.

 

 

 

 

- Prefabricado: son resistentes y 100% impermeables al agua. Y junto con los de lona son los más utilizados en pequeños jardines. Suelen ser de fibra de vidrio, de varias formas y tamaños y poco profundos, por lo que no es muy aconsejable para sitios muy fríos. La instalación es sencilla, sólo hay que cavar una fosa algo más grande que el propio estanque y asegurarse de que el estanque queda firme y nivelado introduciendo arena o tierra en los huecos que queden. Sino queremos enterrarlo podemos integrarlo en el jardín adornando sus laterales con cualquier otro material o con plantas.

 

 

 

 

- Hormigón o cemento: es el método menos cómodo, y si el hormigón no tiene el suficiente espesor, la presión del agua puede terminar agrietándolo. Para preparar el hormigón podemos usar por ejemplo la siguiente mezcla: 1 parte de cemento, 2 partes de arena gruesa y tres partes de grava (entre 0,5 y 2 centímetros). Para 1 m3 de hormigón se usará: cemento 350 kg, agua 156 kg, Arena 625 kg, grava 1.240 kg, todo de buena calidad para garantizar la impermeabilidad. El fondo y las paredes tendrán 15 centímetros de grosor. Si el estanque es muy grande habrá que usar un refuerzo de acero que deberá quedar en el centro del hormigón, por lo que habrá que preparar el fondo con la mitad del espesor deseado, colocar el refuerzo y añadir a continuación la otra capa de hormigón. El hormigón empezará a secarse a los 20 minutos. Al cabo de una semana debemos llenarlo para asegurarnos que no se producen fugas. Después se vacía y se le aplica pintura plástica o algún producto especial, ya que el hormigón desprende sustancias químicas que pueden matar a los animales.  Una vez acabado se recubrirán sus laterales y base del material que elijamos: ladrillo, piedras, lajas. La mayor ventaja, es que si están bien construidos, son eternos y aunque son más laboriosos, podemos darle la forma que deseemos, incluso adaptándonos al terreno existente.

 

 

 

 

FILTRACIÓN DEL AGUA

 

Una de las partes más fundamentales de un estanque es la filtración del agua. Un sistema de filtración, es el conjunto de aparatos que posibilita mantener el agua de un estanque en estado óptimo, para la vida de peces y plantas. Se puede realizar bien mecánica o biológicamente.  

 

- La filtación vegetal, la realizan las plantas acuáticas y otras floras presentes en el estanque. Consumen los elementos nitrogenados del agua para desarrollarse, por tanto cuanto mayor número de plantas, mejor se filtrará el agua. No obstante aunque la asimilación es rápida, la etapa inicial de oxidación de la materias orgánicas es lenta, por lo que hay que recurrir a filtros mecánicos para realizar una filtración correcta.

 

- La filtración biológica, se basa en la utilización de bacterias nitrificantes (nitrosomas y nitrobacter). Estas bacterias, que son buenas, deben estar presentes en el agua para mantener un equilibrio químico, y se forman a partir de los diez días de tener agua y plantas en el estanque. Lo que hacen estas bacterias es transformar elementos nitrogenados (amoníaco y nitritos) en elementos no peligrosos (nitratos), que a su vez son absorbidos por las plantas con lo que se cierra el ciclo.

 

- La filtración mecánica, está compuesta de materiales como el perlón, malla plástica, esponjas sintéticas, etc. Capturan restos de comida, de hojas, ramitas, algas y todo aquel elemento que esté en el estanque y que no deba estar.  

 

- La filtración química, la compone el carbón activado, que absorbe químicos, restos de orina de peces, olores, cloro, cobre, etc. Las  resinas para reducir la duraza del agua y los líquidos artificiales,  para bajar o elevar el ph, bloquear algas, etc.

 

- La filtración técnica, se conoce como filtro UV, que se encarga de eliminar las algas unicelulares y posibles enfermedades del agua (bacterias, parásitos, hongos, virus). Es un aparato que tiene dentro un tubo de luz ultravioleta germicida y que está en contacto con el agua del estanque. Con los rayos ultravioletas que emite, se modifica el ADN de los micro-organismos y los elimina, evitándo que se multipliquen, sin alterar las características físico-químicas del agua. Con este sistema se consigue, que el agua no esté verde, que los peces no enfermen y que las plantas crezcan más.

 

       

 

 

ACCESORIOS Y EQUIPOS

 

- Anti-cloro: es un aparato  compuesto de dos tubos (uno de entrada y otro de salida), que se encarga de suministrar grandes cantidades de agua, pasándola antes por dos compartimentos, uno con filtro anticloro y otro de carbón activo. No necesita estar conectado a la red eléctrica.

 

- Anti-desbordamiento: para evitar que por exceso de lluvia el estanque se desborde, tendremos que sacar agua, bien manualmente con cubos o con otros sistemas. Uno de ellos es una especie de canalón  de PVC que comunica el estanque con el desagué más cercano. Hay otro sistema eléctrico que se utiliza para estanques de más de 25.000 litros, y   se ocupa el sólo de sacar el agua en caso necesario, mediante sensores.

 

- Bottom drain: es un accesorio para el sistema de filtración más usado e importante. Cuando en el fondo del estanque se acumulan hojas, cortezas, restos de plantas, etc. y no se retiran se forma " mulm" , que es un sedimento espeso y verdoso oscuro. Ésto provoca algas que eliminan el oxígeno y por tanto la desnutrición de las plantas.   Para evitar que se forme esta capa, se utiliza este aparato, que chupa todos estos elementos del fondo, y con él no tendremos que realizar tantas limpiezas. Colocarlo en la zona más baja posible. Existen en el mercado muchos tipos. Conviene que no se conecten directamente a la bomba, sino que pasen antes por el pre-filtro, también hay muchos tipos, pero por lo general se conectan directamente antes de la bomba. Son circulares con una tapa a rosca que cierra el recipiente herméticamente, dentro hay una cesta donde se depositan los restos que captura el bottom drain. Hay prefiltros que ya vienen incorporados a las bombas.

 

- Bombas: es el aparato que se encarga de mover el agua a través de los filtros. Hay que elegirla bien, porque si es pequeña no moverá la suficiente agua, ni aspirará toda la suciedad, otro problema es que se puede dañar el friltro a no entrar suficiente caudal de agua.  Si por el contrario es demasiado grande habrá problemas de presión en las tuberías, demasiado movimiento en el agua y si pasa demasiado rápido el agua por los filtros no se filtrará adecuadamente. Se puede tener 1 ó más bombas.   Para saber que bomba debemos comprar, tendremos que saber el volumen o cantidad de litros de agua que tiene el estanque, para ello se multiplica el área por la altura y lo que nos dé se multiplica  por 1.000. Si el estanque no tiene forma recta, hay que separar el estanque en diferentes formas geométricas, tomar sus volumenes y sumar el total. Si el volumen es inferior de 4000 litros es preciso tener  un caudal de 2 a 3 veces por hora el volumen total del estanque. Para estanque de 10.000 litros 1 caudal cada 2 horas y  para estanque de 20.000 litros 1 caudal cada 5 horas. Para estanques inferiores a los 9.000 litros se suelen usan bombas internas, si es mayor se usan externas. Las bombas internas consumen menos electricidad, aunque hay que limpiarlas más a menudo que las externas.   A su vez se clasifican en bombas de agua integradas y bombas de agua. Las integradas son las que además de mover el agua, tienen en la salida un dispositivo de fuente con puntas intercambiables. En la entrada de agua tienen un compartimento con material filtrante que evita que la suciedad entre en la bomba. Se utilizan para estanques hasta 1.500 litros. La altura de salida del agua es de 1,5 metros. Las bombas de agua son para altos caudales. No llevan filtros y solo realizan la función de mover el agua. Son muy potentes y se las puede contectar a varios bottom drain. La salida de la bomba se  conecta al filtro, bien sea interno o externo. La altura máxima es de 6 metros, por lo que dispone de presión suficiente para una cascada, fuente, etc.

 

- Recipientes para plantas: son como cestas de plástico con muchas rajas u orificios para que les lleguen bien todos los nutrientes. Se utilizan tanto en las zonas de dentro del estanque, como en las zonas húmedas. Con ello se consigue tener de forma ordenada las plantas.

 

- Redes: son las que se utilizan para coger tanto a peces como hojas, por lo que son de diferentes tamaño, no solo en la forma sino en el tipo de red. Los hay con palos extensibles para llegar a largas distancias.

 

- Skimmer: es un aparato que succiona  lentamente la superficie del agua arrastrando a su vez todo aquello que se encuentre en ella  (restos de hojas, exceso de comida de los peces, bichitos, etc.). Es igual que el bottom drain pero por la superficie. El agua es devuelta al estanque, pero pasando antes por una red que tiene en su interior o llevando el agua mediante tuberías hacia otros filtros. Se monta en el lado opuesto a la cascada o fuente, para que se ayude del movimiento de la caída.

 

- Sustrato: se puede utilizar parte de  la tierra que se sacó  cuando se realizó el estanque y encima se puede colocar piedras para que los peces al moverse no la remuevan o bien piedras solas. Otra opción es colocar tierra para las plantas y arriba sustrato, entre 5 y 10 centímetros Las piedras deberán ser de diferentes granulometrías para que queden huecos por donde pasar el agua.

    Hay diferentes tipos de piedras:

     

    - Blanca es una piedra neutra y no altera los parámetros del agua. Se utiliza en zonas profundas mayores de 1 m.

     

    - Canto azul es neutra y tiene un color azulado. Refleja un poco la luz y se utiliza en zonas de playa.

     

    - Canto de arroyo es como el canto rodado, pero el tamaño es menor. No se aconseja en estanques con peces grandes.

     

    - Canto morada es neutra y es de color morado, lo que le da un toque de color al sustrato.

     

    - Canto rodado la que más se usa en los estanques, porque no altera ningún parámetro del agua, ni refleja tanto el sol.

     

    - Granulada se usa para subir el ph y se utiliza en estanques de peces de agua muy duras.

     

    - Greencloak mantiene el ph en 7,5.

     

    - Partida se utiliza para elevar el ph.

- Termostaros para estanques: se utilizan en zonas donde la temperatura es muy baja, para evitar que se congele la superficie. Los hay de muchas formas y modelos, sulen ser flotantes y su potencia varía desde 100 a 1200 W.

 

- Venturi: aparato que sirve para aumentar la cantidad de oxigeno en el agua antes de ingresar en el filtro. Se instala a la salida de la bomba antes del filtro. Se utiliza mucho en los filtros de circuito cerrado pero no los abiertos, ya que al tener contacto con el aire les da el oxigeno.  Dentro de este aparato hay una piedra difusora que rompe el aire produciendo muchas  burbujas por el contacto del agua con el aire.

 

 

ELEMENTOS DECORATIVOS

 

Para dotar a nuestro estanque de personalidad propia, no hay nada mejor que instalar en él un surtidor o fuente,  cuyas dimensiones y diseño variarán según las proporciones que le hayamos asignado a nuestro estanque, pero siempre teniendo en cuenta que no podremos  colocar  una fuente o un surtidor en un estanque muy pequeño donde existen flores acuáticas, ya que los nenúfares no resisten la caída constante del agua. Una fuente o surtidor aparte de su aporte decorativo, oxigena  el agua. Hay una amplísima variedad en modelos, tamaños, materiales, diseños, y estilos  tanto clásicos como modernos. La forma de expulsar el agua también varía, incluso hay algunas fuentes que varían su flujo al ritmo de la música. Si es un  estanque de reducidas dimensiones, es recomendable la instalación de surtidores o fuentes  realizados en plástico y que funcione por medio de una bomba eléctrica sumergible, que se fijan al fondo de forma segura y disponen de multitud de boquillas que consiguen variar el tipo de chorro.

 

 

Si el estanque es grande, podemos integrar una cascada, que nos ayudará a relajarnos con el chapoteo del agua, y además es muy beneficioso para oxigenar el agua. Existen varias formas de crear una cascada, y adaptarla a nuestro estanque. La caída del agua no debe ser muy fuerte, pues afectaría mucho a algunos tipos de plantas y peces, sobre todo los koi, a los que no les agrada los altos movimientos de agua. Si tiene pendiente, sólo hay que controlar que no sea muy pronunciada con relación al estanque, y sino podremos crearla con la tierra sobrante del estanque.

Primero deberemos limpiar la zona desde la cascada al estanque, comprobando que no haya raíces por donde pasará el agua. Marque los laterales con piedras. Apisone los laterales por donde pasará cascada para que se compacte la tierra. En la parte superior del estanque coloque un recipiente  de plástico o uno especial para ello, con un orificio en la parte inferior que contendrá el conector a la manguera que servirá para transportar el agua desde el estanque. Hay quien utiliza un pequeño filtro vortex para aprovechar el espacio y realizar una filtración biológica. Con una cuerda marque el surco por donde deberá ir el agua, que es mejor que sea profundo y ancho, y después haga la zanja. Puede darle varias caídas a la cascada, que se consiguen simplemente con un pequeño pozo en una parte del recorrido. En la zona donde se comunica la cascada con el estanque se recomienda que sea plana para colocar después piedras planas y dar el toque final a la caída del agua hacia el estanque. Después colocar la lona y ponerle peso encima para que no se mueva, dejando sobrante por los lados, que luego se taparán con piedra. La lona debe extenderse a lo largo de toda la cascada y el curso de agua hasta el estanque. Con la lona puesta y bien estirada, aplastarla con la mano para que quede bien fija sobre el fondo, solo hay que llenar el estanque y encender la bomba para que suba el agua a la zona alta de la cascada.   Si todo funciona bien, se recomienda dejar unos días para ver si la lona no presenta filtraciones por alguna rotura, y se puede empezar a decorar los laterales y plantar las plantas acuáticas.

 

 

 

Otro accesorio decorativo es la luz, que es muy decorativa y atraerá bichitos hacia ella, que si tenemos peces nos lo agradecerán. Son luces especiales para agua, de 12 V y 60 Hz   y contectada a toma de tierra.   Se puede colocar luz en la fuente, luces o velas flotantes que se colocan sobre el agua y luz en la cascada, si disponemos de ella. Los focos acuáticos no son muy recomendables, ya que interfieren en las plantas y peces.

 

 

 

Podemos colocar también como decoración troncos de madera, aunque hay que tener en cuenta que no todas las maderas sirven para estar dentro de él. Con ellos podemos incluso bajar el ph, como con el eucaliptus o el pino. Conviene comprarlos  en las tiendas especializadas, ya que así vendrán listos para su uso. Si desea hacerlo vd. mismo primero tendrá que quitarle toda la corteza, pasarle un cepillo de acero y lavarlos con abundante agua. Después se dejan 1 semana en remojo y se le echa 1 tapa de cloro o lejía. A la semana volver a cepillarlo e introducirlo de nuevo en agua. Estará listo cuando deje de flotar, y dependerá del tipo y tamaño de la madera. Otra ventaja de los troncos es el hogar que proporciona a muchos peces y que en él se asientan bacterias nitrificantes. Otros ornamentos son las rocas naturales o falsas, bebederos para pájaros, puentes, estatuas, esculturas, etc.

 

 

 

Limpieza del filtro se sacan las cargas filtrantes (esponjas, perlón, etc) y se lavan con abundante agua. No limpiar la carga biológica, que se dejará en agua procedente del estanque. Limpiar las mangueras de entrada y salida del friltro, y las rejillas si las tiene.

 

Limpieza de  la bomba primero apagarla y después limpiar con agua la entrada y salida de la bomba, si puede desmonte el frontal y limpiarla más a fondo mejor.

 

Limpieza del pre-filtro es la pieza que más se limpia, al menos 1 vez a la semana. Se saca la rejilla y se vacían los restos de hojas, ramitas, algas, etc.

 

Control de  las plantas se debe controlar si presentan alguna enfermedad, y sacar del agua las hojas que hayan caído. A principios de la primavera, se debe agregar fertilizante.

 

Vigilar el ph y  NO3 del agua al menos cada dos meses. 1 vez al año se puede realizar un estudio bacteriológico del agua.

 

Limpieza del estanque puede que tengamos que hacer una limpieza general por alguna rotura. Si por ejemplo se rompe la bomba, tendremos que hacer una recarga filtrante, es decir volver a generar la colonia bacteriana en el filtro. Para ello, el contenido del filtro debe estar en continuo movimiento e intercambio con el agua del estanque, después usaremos pastillas aceleradores de maduración. A las dos semanas, ya estará el filtro en buenas condiciones. También tendremos que hacer una limpieza suave tanto si se rompe el filtro, como la bomba hace poco tiempo, o si por ejemplo hay agua verde en el estanque. La limpieza suave consiste en limpiar los laterales y el fondo.

Los laterales se limpian conectando la salida de la bomba del estanque a una manguera común. Con el agua y un cepillo se limpian los laterales. Hay accesorios especiales para realizar esta limpieza. Las algas empezarán a flotar y el agua tendrá un color verdoso, que se eliminarán al cambiar un 20% del agua de la superficie. En unos días, tendrá que limpiar la carga filtrante, porque capturará parte de lo liberado por los laterales.

El fondo se puede sifonear manualmente o utilizar una bomba. Se puede usar la misma del estanque, pero con la manguera de la salida hacia una rejilla. Dispondrá de una manguera de entrada larga, en la punta se conecta una toma de agua de pileta, para evitar aspirar las piedras. Se enciende la bomba y se va recorriendo el fondo con la manguera, moviendo las piedras. Se recomienda usar pre-filtro.  

Cuando tengamos que vaciar por completo el estanque por alguna rotura,  tendremos que sacar primero las plantas y colocarlas en un recipiente, vaciar la mitad del estanque y después sacar a los peces y mantenerlos en otro  recipiente, que debe tener un filtro de esponja accionado por aireador, a cada salida de aireador se le puede colocar una T. Todos los días se debe cambiar el 20% del agua  y colocar agua nueva sin cloro. También debe agregar un aireador al filtro (si utiliza filtro) para que no le falte oxígeno a las bacterias nitrificantes. Mientas  estén en los recipientes bajar a la mitad la dosis de alimentación. Conviene guardar unos 50 litros de agua en algún recipiente. Después lo vaciamos por completo y se saca el sustrato. Una vez arreglado, tendremos que comenzar desde cero, primero colocando el sustrato, luego un poco de agua, las plantas, los 50 litros que habíamos guardado y se llena por completo el estanque. Tienen que pasar  una semana  antes de poder colocar los peces para que madure el estanque.  

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd