Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

Las tillandsias son una variedad de la familia de las Bromelias, oriunda de Centroamérica, tiene la característica de que se alimentan literalmente del aire a través de sus hojas, las raíces tan sólo le sirven para sujetarse a los troncos de otras plantas, son un ejemplo vivo de la capacidad de la naturaleza para adaptarse, un homenaje a la supervivencia.

Las tillandsias son epífitas, viven sobre otras plantas e incluso en las  piedras, sobre ellas tejen sus raíces para sujetarse e incluso sobrevivir, pero no las hunden en sus entrañas para extraer nutrientes, no las parasitan, el sustento necesario lo extraen literalmente del aire y del agua que el rocío o la lluvia deposita en sus hojas carnosas. Un auténtico milagro de la Naturaleza que tiene su origen en el sur de Estados Unidos, Mexico, Centroamérica al completo e incluso el norte de Colombia y Venezuela. Se han catalogado cerca de 650 especies de thillandsias, por ello es la familia más extensa de las bromeliáceas. Es tan versátil que sobrevive en ecosistemas tan diferentes como el bosque, la montaña y el desierto, una superviviente en toda regla.

Su nombre se lo deben a Carlos Linneo, el genial naturalista que decidió homenajear al botánico sueco Elias Tillandz. Su versatilidad, como hemos dicho, es tan grande que los géneros litófilos, es decir, los que se anclan sobre piedras, también lo hacen sobre tejados y otros materiales que le puedan permitir estar al aire de donde obtienen el sustento. Las plantas azules, como se les conoce coloquialmente, se dividen en dos tipos, las verdes y las grises. Las verdes viven en climas templados y húmedos, sus hojas son diferentes, no tienen tricomas y a veces crece en el suelo. Las grises sin embargo tienen una forma más sofisticada de obtener humedad y nutrientes. Precisamente esa forma de atrapar la humedad mediante unas escamas llamadas tricomas, es la que le confiere una tonalidad entre azulada, blanquecina y especialmente gris. Esos tricomas protegen contra la luz, evitan la pérdida de agua por evaporación epidérmica ayudan a empaparse de agua cuando la humedad envuelve la planta. Los minerales los obtienen entonces del polvo y la materia de los insectos que, cuando llega la humedad, están sobre la planta, un auténtico prodigio de la economía, esa economía las hace ideales como plantas decorativas de interior, anclándolas a una piedra, un tronco o cualquier otro elemento decorativo y no requiere cambios periódicos de sustrato ni riegos que no se hagan mediante un simple pulverizador.

Sobre el sistema ideal de riego existen varias tendencias, una es que la planta prefiere el agua de lluvia o agua filtrada, en caso de no poder filtrar el agua de grifo, esta es mejor que nada sin duda a pesar de la presencia de cloro y otras lindezas que las autoridades nos regalan para “nuestra buena salud”. Se recomienda empapar las plantas al menos dos veces por semana sumergiéndolas completamente y posteriormente escurrir el agua para no mantenerlas permanentemente húmedas ya que corren el riesgo de putrefacción. En verano agradecen una pequeña puverización diaria. La aportación de agua constante está completamente contraindicada y tratar de que esté sobre tierra también.

Otra indicación importante es que admite mal las heladas, por debajo de 10 grados sufren mucho y por encima de 32 pierden humedad y quedan demasiado secas. El lugar ideal es el que permite paso de aire de donde obtener humedad. Se puede utilizar un abono de plantas de interior, diluida a un cuarto de lo recomendado una o dos veces al mes, disminuyendo la frecuencia en otoño e invierno.
La reproducción por semillas es muy compleja por lo que la mejor manera es mediante plántulas, es la mejor de las garantías de éxito.

Las tillandsias son plantas extremadamente duras, muy atractivas y versátiles, pero también necesitan cuidados, menos que muchas de las plantas de interior, pero los necesitan.

 

 

 

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd