Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

Las Phalaenopsis

 

 

 

Las Phalaenopsis son sin ningún género de dudas las orquídeas más comunes y fáciles de encontrar en cualquier floristería o centro comercial, este artículo dedicado a ellas no va a tratar aspectos científicos persigue únicamente dos objetivos muy concretos: que tu planta crezca sana, y que florezca puntualmente cada año, y te aseguro que si sigues estas fáciles normas de cultivo que vas a leer a continuación, seguro que lo vas a conseguir. 

 

Aspecto general

Cuando vas a comprar una Phalaenopsis en primer lugar es muy importante que prestes atención a su aspecto general, normalmente tendrás varias para elegir y, por supuesto, se trata de que te lleves la mejor. Fíjate en que las flores no tengan puntitos negros (botriris = hongos), observa la punta de la vara floral y comprueba que no haya capullos amarillentos o arrugados, y si la maceta es transparente mira bien las raíces: deben tener un color que puede ir del gris al verde, pero nunca compres una Phalaenopsis con las raíces ocres, marrones, o negruzcas. Es normal que tenga algunas raíces fuera del tiesto (raíces aéreas) que en ningún caso deben enterrarse ni cortarse.

 

 

Ubicación

Cuando llevemos la planta a casa es fundamental acomodarla en un lugar adecuado, nunca cerca de un radiador o fuente de calor, evitando también las corrientes de aire y los sitios con poca luz.

 

Luz

Las Phalaenopsis prefieren una luz viva, sin el sol directo del mediodía. Para ello se pueden situar junto a una ventana orientada al este o al oeste, con un visillo o cortina fina de por medio. La luz directa del sol puede quemar las hojas, aunque en pleno invierno pueden soportarla, siempre que se las acostumbre poco a poco.

El color de las hojas nos indicará si reciben una luz adecuada. Si esta es excesiva las hojas serán amarillo verdoso, mientras que si es escasa se tornarán en hojas verde oscuro.

 

Temperatura

Esta orquídea se desarrolla bien con las temperaturas normales de las casas, entre 14 y 35 º C. Aunque evitaremos cambios bruscos procurando su aclimatación (No se puede exponer una planta de invernadero directamente a 35º ni a 14º si se ha cultivado entre 19-26º C.).

 

 

Humedad

La humedad relativa es la capacidad del aire de retener o capturar humedad y depende totalmente de la temperatura. Las Phalaenopsis son felices con una humedad relativa en torno al 60%, algo bastante difícil de conseguir en zonas alejadas de la costa.

Para aumentar el nivel de humedad pueden utilizarse varios métodos:

— poner la maceta sobre una bandeja con bolitas de arcilla (4 ó 5 centímetros) con agua en el fondo cuidando que la maceta no entre en contacto con ella.

— agrupar varias plantas para que se den humedad unas a otras creando una especie de microclima.

— vaporizar el follaje de vez en cuando (no por la noche)

— utilizar un humidificador

 

Riego

Lo mejor es utilizar agua no calcárea, sin cloro, y a temperatura ambiente un buen truco es dejar reposar el agua 24 horas en un recipiente de boca ancha para que el cloro se evapore y la cal se precipite al fondo.

Riega por la mañana temprano. La forma más sencilla de controlar el riego cuando se utiliza maceta transparente es guiarse por el color de las raíces: cuando están verdes no necesita agua, cuando se ponen grisáceas es el momento de regar.

Un buen método es sumergirlas durante 10 minutos y luego dejarlas escurrir.

Nunca dejaremos una Phalaenopsis sobre un plato con agua sobrante del riego, y nunca dejaremos agua en su corona (el punto donde nacen las hojas). El resultado sería una pudrición segura.

 

Abono

La necesidad de abono en las orquídeas es muy baja y en general aplicaremos un abono normal diluyéndolo en el doble de agua de lo indicado para otras plantas.

Las formulaciones empleadas en las Phalaenopsis son: 30-10-10 cuando está emitiendo brotes o raíces, 20-20-20 equilibrada (mayor parte del año) y 10-30-20 cuando emite el primer capullo para favorecer la floración. (Los números se refieren a la proporción de N P K: Nitrógeno, Fósforo y Potasio)

 

 

Ventilación

Las Phalaenopsis agradecen un ligero movimiento de aire para un óptimo crecimiento. En condiciones de humedad elevada el movimiento del aire evita la aparición de hongos.

 

Reglas de proporción

A mayor temperatura la planta necesita mayor humedad ambiental, más riegos, más abono y más ventilación.

 

Floración

¿Y entonces por qué no me florece?

Para conseguir que una Phalaenopsis florezca, tiene que pasar un poco de frío por la noche durante unas 2-3 semanas. Bastará con que en otoño duerma cerca de una ventana abierta que cerraremos por la mañana. Cuando aparezcan los botones florales, no la cambies de lugar. Clava una guía en la base de la planta (procurando no pinchar las raíces), y según la espiga vaya creciendo, ve sujetando la vara floral sin forzarla con alambre blando o rafia.

 

Poda de la vara floral

Cuando las últimas flores de la Phalaenopsis se hayan marchitado, corta la vara por encima de la tercera o cuarta yema, de esta puede brotar otra nueva vara floral. Si toda la vara se vuelve amarilla, córtala desde su base.

 

 

Reproducción

La reproducción por semillas es prácticamente imposible para un aficionado. Por lo cual, el método más fácil es mediante “keikis” (hijuelo que la planta madre emite en la vara floral tras la floración).

¿Cuándo separar el keiki? Seguiremos “la regla de tres”: cuando la plántula tenga por lo menos tres hojas y tres raíces que midan al menos tres centímetros. A partir de ese momento puede cortarse (dejándole un par de centímetros de vara) y trasplantarle a una mini-maceta con sustrato de granulometría muy fina.

 

Trasplante

Cada 2 años aproximadamente, dependiendo del estado de descomposición del medio de cultivo y del desarrollo de la planta, debe efectuarse después de la floración y cuando se note el comienzo de un nuevo período vegetativo excepto que se observen plagas o enfermedades en cuyo caso el trasplante debe efectuarse de inmediato aunque la planta esté en plena floración. En dicho caso cambiaremos totalmente el medio de cultivo desechando el viejo.

Antes de plantar, ten preparado el sustrato y empapado en agua previamente. Nunca utilices sustrato seco para enmacetar.

Desprende la planta del recipiente con sumo cuidado (conviene sumergirla en recipiente con agua por espacio de algunos minutos) para producir el menor daño en las raíces, cortar todas las que estén muertas o descompuestas (utiliza una herramienta desinfectada con alcohol) y llevarla a un baño de agua con fungicida o bactericida, en concentración indicada para desinfección, por espacio de 10-15 minutos ¡NO MÁS DE 20!. Retirar, colocar en lugar fresco y sombreado en forma invertida para permitir que se escurra bien y una vez seca, proceder a plantar.

Coloca la planta en el centro de la maceta y distribuye las raíces uniformemente. Entonces comienza a llenar la maceta con el sustrato hasta cerca de un centímetro del borde. Asegúrate de que la mezcla quede apretada.

 

 

Macetas

En la naturaleza las Phalaenopsis crecen pegadas a los árboles en un ambiente húmedo y cálido con una brisa tenue y lluvia diaria. Las raíces se proveen constantemente de humedad y siempre están aireadas, ambos elementos indispensables para su crecimiento. En casa lo mejor es utilizar macetas de plástico, ayudan a mantener la humedad más tiempo, requieren menos riegos en grandes intervalos, y al ser transparentes nos permiten ver el estado y color de las raíces.

Es importante asegurar un buen drenaje, no es conveniente el uso de recipientes de cristal sin agujeros pues la humedad sin ventilación generaría hongos o pudrición.

 

Sustrato

El sustrato básico se compone fundamentalmente de corteza de pino, al que se le puede añadir pequeñas cantidades de arlita, carbón vegetal (natural), bolas de arcilla expandida, " corcho blanco" , sphagnum, trocitos de esponja, etc.

El grueso de las raíces nos indicará el tamaño del sustrato (fino, medio o grueso). Utiliza un calibre fino para raíces finas, como en el caso de plántulas, y uno grueso para raíces gruesas.

El “sustrato para orquídeas” que venden en floristerías no es adecuado para las Phalaenopsis, pero puede utilizarse si se pasa por un colador de agujeros gordos eliminando toda la tierra que trae, y añadiéndole algo de corcho blanco y se controlan los riegos, pues retiene mucha humedad.

Después del cambio de tiesto, esperar unos días antes de emprender el ritmo normal de riegos. (Vaporizar entretanto el envés de las hojas).

Espero que con estos consejos de cultivo vuestras Phalaenopsis crezcan sanas y os florezcan todos los años.

 

 

Gecor

  (Grupo de estudio y conservación de Orquídeas)

http://www.gecor.org

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd