Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

Siguenos en:

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Animales

 

 Ailúridos   
 Cánidos  
 Cetáceos  
 Conejos  
 Équidos  
 Felinos  
 Gatos domésticos  
 Hurón doméstico  
 Mapache  
 Mefítidos  
 Mustélidos  
 Perros  
 Pingüinos  
 Pinnípedos  
 Prociónidos  
 Sirenios  
 Úrsidos  

 

Varios

 

Acuarios 
Albinos 
Animales famosos 
Colegios de veterinarios 
Clínicas veterinarias 
Facultades de veterinaria 
Legislación 
Libros de Animales 
ONGs 
Plantas tóxicas para animales 
Puzzles de animales 
Rarezas y curiosidades 
Relatos 
Residencias 
Vacunación 
Zoológicos 
Zooterapia 

 


 

  Introducción      Adiestradores      Alimentación      Anatomia      Aseo 

  Clubs de agility      Criadores      Educación      Enfermedades      Equipamiento      Gestación   

  Perros de búsqueda y rescate      Razas      Sociedades caninas 

 

 

Los perros necesitan alimentos sanos y de calidad para crecer y sostener las funciones corporales. Pero tenga en cuenta que un exceso de alimento conduce a la obesidad. Por ello debemos conocer la composición nutricional del alimento escogido y su contenido calórico. Normalmente los perros agradecen comer dos veces al día en lugar de una sola, así su aparato digestivo puede trabajar con más eficacia y se evitan altibajos en los niveles de azúcar en la sangre.

Se puede dividir en dos grandes grupos: completo o complementario. La comida enlatada es un preparado complementario y por lo tanto debe mezclarse con galletas   " mixer" para perros que aporten fibra y equilibren la dieta. Las croquetas o copos deshidratados, son pienso completo que no precisan ningún complemento más.

La ración del perro debe ser variada, es decir debe incorporar proteínas, grasas, carbohidratos, vitaminas, minerales y fibra. No olvide nunca tener agua fresca en todo momento, ya que es muy importante para que los nutrientes se distribuyan eficazmente y para que expulse el material de desecho.

La ingesta diaria depende del peso, estilo de vida y edad de cada perro. Muchos piensos ofrecen tablas de cálculo de las raciones basadas en el peso, pero hay casos especiales en  los que éstas tablas solo son orientativas, ya que hay perros con metabolismo muy rápido que siempre tienen hambre y están demasiado delgados cuando toman la dosis aconsejada.

Cada perro tiene diferentes necesidades nutricionales y reaccionan de distinta forma ante los distintos ingredientes de la comida. Hay tantos tipos de piensos que lo mejor es probar hasta encontrar el más adecuado a nuestro perro.

 

El alimento para perros suele ofrecerse en tres presentaciones:

 

- pienso húmedo (en latas).

Puede ser completo o alimento complementario. El completo contiene cereales que equilibran su composición, el complementario solo contiene carne y hay que suministrarlo  con galletas  " mixer" que aporten la fibra y carbohidratos necesarios. La composición varía de una marca a otra y hay que probar hasta encontrar una que le guste. Son caras y ocupan mucho espacio, pero hay gran variedad de sabores y texturas.

 

- pienso semihúmedo (en bolsas de plástico cerradas herméticamente).

Se envasa en raciones individuales y puede conservarse mucho tiempo. Sale bastante caro pero los perros la prefieren. El contenido de azúcar en algunas marcas es elevado, por lo que no deben suministrarse a perros diabéticos.

 

- pienso seco (en copos o croquetas en bolsas).

Es el más económico y ocupa poco espacio. Contienen mucha fibra, por lo que es bueno para la digestión.

 

 

Los colorantes y conservantes que se añaden a las comidas pueden a la larga perjudicar su  salud. Si   su perro padece con regularidad alguno de los síntomas que se indican a continuación, tal vez no le siente bien su dieta actual y tenga que probar otros tipos o marcas hasta dar con la adecuada.  

- digestión irregular (estreñimiento y diarrea alternándose)

- flatulencia

- irritaciones o reacciones alérgicas frente a factores externos como pulgas o hierba

- deposiciones frecuentes, voluminosas y con mal olor

- aunque coma bien no alcanza su peso ideal

- se muestra hiperactivo o apático

- come tierra, hierba, plantas o pañuelos de papel

- se come sus propias heces

- se mordisquea o rasca las manos o pies, el vientre o la base de la cola.

 

Mire bien las etiquetas para saber si es un alimento completo o complementario. Consulte los ingredientes para asegurarse que incluye proteína pura de calidad  como pollo, aves, huevos, cordero o pavo, que aportan proteínas de gran calidad y son de fácil asimilación.   Si indica que es un " producto o subproducto cárnico" o " cereales" nunca sabrá exactamente lo que come su perro.

Algo a tener también en cuenta es si el alimento está formulado para perros corrientes o de trabajo. Los piensos para perros de trabajo suele incorporar la palabra " perfomance, field o premium" , y les proporciona la energía adecuada a su condición, no debe suminsitrarsele a un perro de compañía porque puede provocarle hiperactividad.

No dé comida para humanos a su perro, las galletas y dulces para humanos aportan excesivas calorías y fomentan la aparición de caries. El chocolate por ejemplo es veneno para ellos. Si quiere recompensarle utilice galletas, chocolatinas   o palitos especiales para perros, que además de gustarles les ayuda a limpiar los dientes.

 

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd