Ir a página principal

Cyclamen

Especies: C. persicum, C. neapolitanum, C. europeaum, C. balearicum, C. cilicium, C. coum

 

Origen: Región Mediterránea, sudesde de Asia

 

Género que comprende 20 especies de plantas tuberosas perennes. Presentan tuberobulbos algo leñosos, de forma redondeada y ligeramente aplastados. El follaje es bastante denso y aparece como una alfombra de hojas aisladas, con largos peciolos y hojas de forma acorazonada u ovada en tonos verdes salpicados de crema. Las flores aparecen solitarias con 5 pétalos retorcidos agudos, reflejos y erectos de color rosa, rojo, blanco o crema. Muchas especies pequeñas pueden situarse en el exterior para decorar rocallas, pero el C. persicum que es de mayor tamaño se cultiva en maceta para decorar interiores. Varían la forma de su cultivo según especies, desde sensibles a las heladas hasta resistente a ellas. El emplazamiento ideal será un lugar sombreado, fresco y que la temperatura no baje de 10ºC. El riego deberá ser abundante sobre todo en días de más calor, pero sin encharcar el tubérculo para que no se pudra. No le gusta el agua dura, porque las hojas se tornan amarillas. Las que están en maceta lo mejor es introducir el recipiente en agua durante media hora y sacarlo dejando escurrir el agua. El sustrato adecuado puede ser un compost de turba y mantillo a partes iguales. Se trasplantan después de que haya pasado el periodo de floración. Son bastante exigentes en cuanto al abono, necesitan uno mineral aplicado regularmente durante todo el año, cada 15 días durante la floración, semanalmente durante el periodo de crecimiento y mensual el resto. Pueden verse atacadas por pulgones, thrips y acaros, que se eliminan dificilmente, ya que en una planta sensible a insecticidas. Si se quiere que la planta dure más hay que cortas las hojas y flores marchitas lo antes posible. Se multiplica por semilla en otoño.