Siguenos en:

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Animales

 

 Ailúridos   
 Cánidos  
 Cetáceos  
 Conejos  
 Équidos  
 Felinos  
 Gatos domésticos  
 Hurón doméstico  
 Mapache  
 Mefítidos  
 Mustélidos  
 Perros  
 Pingüinos  
 Pinnípedos  
 Prociónidos  
 Sirenios  
 Úrsidos  

 

Varios

 

Acuarios 
Albinos 
Animales famosos 
Colegios de veterinarios 
Clínicas veterinarias 
Facultades de veterinaria 
Legislación 
Libros de Animales 
ONGs 
Plantas tóxicas para animales 
Puzzles de animales 
Rarezas y curiosidades 
Relatos 
Residencias 
Vacunación 
Zoológicos 
Zooterapia 

 


 

El mapache puede resultar un excelente animal de compañía si se le dispensan los cuidados y atenciones necesarios. Les gusta  nuestra compañía y tendremos que  mostrarles afecto si   queremos que sea confiado y amigable. Es un animal inquieto que siente mucha curiosidad, está continuamente investigando, escarbando y trepando a todo lo alto que puede. Si no queremos tener un disgusto, tendremos que vigilarlo de cerca. Debe de tener un patio o jardín grande para que pueda tener un mínimo de espacio para mantenerse en forma. Se debe colocar una zona donde pueda bañarse y otra donde haga sus necesidades. Puede colocar troncos tumbados, bancos de arena, un árbol por el que trepar o juguetes con los que distraerse, y que no le sean perjudiciales. Deberá ser un lugar por el que no pueda escaparse, teniéndo en cuenta que les gusta mucho excavar.  

Es omnívoro por lo que puede comer tanto vegetales como carne y pescado. Cuando está en libertad le gustan mucho los cangrejos de río, pero también come artrópodos, peces, anfibios, roedores, frutos secos, semillas y bayas. Puede darle por tanto desde pienso de gato y de perro hasta papilla de bebe, todo tipo de fruta, verdura, carne, pescado, insectos, etcétera. Además debe tenerle siempre agua fresca para beber, tenga en cuenta que la ensucian rápidamente y hay que carbiarla a diario.

 

 

Se le conoce como oso lavador, ya que a veces se les ha observado como sumergiendo la comida en el agua antes de comérsela. Pueden coger el alimento con las manos y llevárselo a la boca.  

Debe tener cuidado durante la época de apareamiento, algunos  mapaches pueden experimentar un cambio en su comportamiento y volverse agresivos hacia su cuidador. Después de un periodo  de gestación de 60 a 73 días, la hembra da a luz de 1 a 7 crías, generalmente 3 o 4, con un peso de 71 gramos y con los ojos completamente cerrados. A partir de la tercera semana  abren los ojos y el destete tiene lugar de los 2 a los 4 meses, aunque a partir de las 10-11 semanas ya empiezan a acompañar a sus madres en pequeños trayectos fuera de la madriguera. La independencia del pequeño mapache sucede a finales del primer invierno y la madurez sexual al año de edad, sin embargo, no suele reproducirse hasta el segundo año de vida.

No hiberna ya que en los lugares cálidos se mantiene activo durante todo el invierno mientras que en latitudes muy frías entra en actividad únicamente en los momentos de buen tiempo. Durante estos meses llega a perder hasta un 50% del peso total por lo que se dedica a acumular reservas de grasa durante el verano y el otoño. Tiene muy desarrollado el sentido del tacto especialmente en la nariz y en las palmas de las manos.

Hay que tener especial atención porque  pueden ser portadores de patógenos que provocan enfermedades en humanos tales como la leptospirosis, la turalemia y la rabia.

No necesitan CITES aunque sí es recomendable que tengan una cartilla veterinaria con la vacuna del moquillo (a partir de la séptima semana) y realizar una desparasitación periódica (cada 4 meses). En las zonas donde la rabia no esté erradicada es necesario vacunarlo, pero  nunca antes de los 6 meses.

     

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd