Siguenos en:

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Animales

 

 Ailúridos   
 Cánidos  
 Cetáceos  
 Conejos  
 Équidos  
 Felinos  
 Gatos domésticos  
 Hurón doméstico  
 Mapache  
 Mefítidos  
 Mustélidos  
 Perros  
 Pingüinos  
 Pinnípedos  
 Prociónidos  
 Sirenios  
 Úrsidos  

 

Varios

 

Acuarios 
Albinos 
Animales famosos 
Colegios de veterinarios 
Clínicas veterinarias 
Facultades de veterinaria 
Legislación 
Libros de Animales 
ONGs 
Plantas tóxicas para animales 
Puzzles de animales 
Rarezas y curiosidades 
Relatos 
Residencias 
Vacunación 
Zoológicos 
Zooterapia 

 


 

Las  especies de felinos (Felidos) entre las que se incluye el gato doméstico (Felix catus), son muy diversas desde el tigre que puede llegar a pesar 350 kilos hasta el gato leopardo de la India que pesa entre 1 y 2 kilos. Todos comparten rasgos comunes, como ser carnívoros  y poseer un fuerte instinto cazador. Poseen un andar firme, buen equilibrio y una visión aguda, además de ser nocturnos por naturaleza tienen un tejido reflectante llamado tapetum lucidum situado detrás de la retira que hace que le brillen en la oscuridad y mejoren la visión noctorna.

Todos tienen uñas retráctiles a excepción del guepardo y el gato vivérrido o pescador, que funcionan mediante un ligamento que   enfundan mientras acechan, corren o descansan y las desenfundas para atacar o trepar. El guepardo alcanza hasta 100 km/hora en distancias de unos pocos cientos de metros, es considerado el animal más rápido de la tierra. Para cazar a su presa corre velozmente tras él, al contrario que hacen casi todos los demás felinos que cazan furtivamente vigilando a sus presas y eligiendo el momento oportuno para acercarse con sigilo y saltar sobre él.

Los felinos salvajes cazan sólo cuando tienen hambre, no por diversión como suele ocurrir con los gatos domésticos. Cuando matan y comen, pueden llegar a ingerir hasta un tercio de su peso total de una sola vez, lo que les sacia durante varios días. Son muy dormilones y pueden pasarse 18 horas al día durmiendo. Salvo los leones, los demás    felinos son criaturas solitarias, los machos y las hembras solo se unen en periodos de reproducción para aparearse, luego se marchan y es la hembra la encargada de las crías. El periodo de gestación de los felinos oscila entre 9 y 16 semanas y el número de crías por camada varia de dos en el caso del ocelote a seis en otras especies.

Los grandes félidos  como el león, tigre, leopardo  o pantera destacan por su capacidad de emitir rugidos gracias a un cartílago vibrante situado en la base de la lengua, los otros felinos tienen un hueso. Otra diferencia es que cuando se tumban las patas delanteras las mantienen estiradas a diferencia de los demás que las encogen bajo el cuerpo. Y por supuesto éstos  no entierran sus heces. Son muy poderosos y apenas tienen enemigos en el reino animal, a excepción del ser humano y ellos mismos que tienen que competir por la comida o por una hembra.

 

Subfamilia Felinae

 

 

Subfamilia Pantherinae

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd