Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

Siguenos en:

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Animales

 

 Ailúridos   
 Cánidos  
 Cetáceos  
 Conejos  
 Équidos  
 Felinos  
 Gatos domésticos  
 Hurón doméstico  
 Mapache  
 Mefítidos  
 Mustélidos  
 Perros  
 Pingüinos  
 Pinnípedos  
 Prociónidos  
 Sirenios  
 Úrsidos  

 

Varios

 

Acuarios 
Albinos 
Animales famosos 
Colegios de veterinarios 
Clínicas veterinarias 
Facultades de veterinaria 
Legislación 
Libros de Animales 
ONGs 
Plantas tóxicas para animales 
Puzzles de animales 
Rarezas y curiosidades 
Relatos 
Residencias 
Vacunación 
Zoológicos 
Zooterapia 

 


 

  Introducción     Alimentación     Alojamiento y Equipamiento     Limpieza y Salud     Razas

 

LIMPIEZA

 

Los conejos son como los gatos y  les gusta acicalarse continuamente. Los conejos enanos de pelo corto pueden asearse una vez por semana o más si lo desea. Los de pelo largo al menos dos veces por semana. Se deberá utilizar un cepillo de cerdas semiduras para los de pelo corto y el mismo cepillo y un peine para los de pelo largo. Si presentara algún nudo, no estire de ellos, desenrédelos primero y vaya deshaciéndolo con los dedos suavemente. Tenga cuidado con la presión que ejerce sobre el peine para no hacerle daño.

 

 

También deberá revisar los dientes. Si los incisivos presentan algún tipo de deslizamiento, deberá acuir al veterinario para que los lime para que no tenga problemas.

Las orejas y oídos son otra de las cosas que debe revisar. Cualquier signo de ácaros o cera marrón-negra en los oídos deberá ser tratado por el veterinario. La cera superficial podrá eliminarla con un limpiador adecuado o un algodón humedecido, pero nunca profundice dentro del oído.

Las uñas siempre que la mascota haga ejercicio, no debería necesitar mucha atención. Debe revisarlas y si nota que deben ser cortadas, hay cortauñas especiales para ellos y que se usan para perros y gatos. Tenga cuidado de cortarlas bien, y no cortar la carne.

No debe bañarseles, a no ser que tenga por ejemplo alguna infestación de parásitos, ya que la humedad es muy mala para estas mascotas y podría resfriarse.  Si tiene alguna mancha que desee eliminar, puede usar un champú en seco para gatos o bien usar  maicena o polvos de talco, que debe eliminar después a fondo mediante un buen cepillado.

Comprobar la parte de abajo del conejo es vital ya que las heces pegadas al pelo pueden atraer a las moscas que pondrán sus huevos en esa zona, al eclosionar se convertirán en larvas que comen carne putrefacta causando enorme daño al animal.

 

 

 

SALUD

 

Junto con la higiene, el estrés es probablemente la fuente más importante de enfermedad, ya que deprime el correcto funcionamiento del sistema inmune y afecta al sistema nervioso. En ese momento la mascota se vuelve más propensa a contraer enfermedades. Un simple resfriado puede dar lugar a una enfermedad más grave. Otro problema es que puede crear síndromes, como por ejemplo la coprofagia, que es cuando se comen las heces normales y no las bolitas de cereales, la automutilación, se acicalan excesivamente, tricofagia, cuando se comen el pelo, la hiperfagia, comen excesivamente o la polidipsia, cuando presentan una sed insaciable. Otra consecuencia del estrés es la agresividad o inmovilidad nerviosa, conocida como disquesia. En extremos más graves, el abandono y el canibalismo son problemas relacionados con el estrés, así como la afectación a sus capacidades reproductoras y cría.

Cuando observe algún trastorno en su salud o comportamiento, considere el estrés que le pueda producir, una excesiva cantidad de animales, una dieta inadecuada, falta de espacio o ejercicio, una falta de limpieza tanto en él como en su alojamiento, una temperatura muy fluctuante,   que se le moleste continuamente cuando descansa, se le coja de la manera adecuada, miedo a ruidos repentinos, etc.

Los cambios en su comportamiento puede identificarlos porque come o bebe, mucho o menos de lo normal, que no se excite cuando quiere cogerlo, cuando antes estaba deseando que se acercara a acariciarle, que duerma en exceso, esté en una esquina oscura o no muestre interés cuando le ofrece algo que antes le alegrara.

En cuanto a signos físicos que debe detectar para saber que algo no anda bien, son: descargas de líquidos de la nariz o los ojos, respiración sibilante y dificultosa, estornudos, tos, contorsiones musculares, inflamaciones del cuerpo, bultos, llagas, calvas  o pérdida de pelo, cambios de coloración de la piel, mal olor corporal, costras tanto en cara como en genitales, diarrea, orina teñida de sangre, estreñimiento, pérdida de peso, excesiva salivación, etc.

En cuanto detecte que pueda estar enfermo, aislelo a un lugar cálido, ventilado y con iluminación débil. Anote la fecha, hora y las razones por las que piense que algo anda mal. Si es algo leve, espere 12 ó 24 horas para ver si es algo pasajero. Sino debería acudir al veterinario inmediatamente, con muestras fecales si es posible en un frasco o bien una muestra de donde haya orinado ultimamente. Si no puede contactar con el veternario no le dé alimentos frescos a excepción de heno, agua y algunos gránulos, sobre todo si tiene diarrea.

Si tiene un corte leve o abrasiones se curarán rapidamente. Para ello bañe la zona en agua tibia y aplique un líquido o pomada antiséptica que no le escueza. Si la herida es más seria hay que vendarla ligeramente, por encima de un apósito de algodón y acudir al veterinario.

Si su mascota es atacada por otro animal y está en estado de shock, con la vista perdida, deberá colocarlo en un lugar tranquilo, cálido y oscuro hasta que se recupere. Si ve que tarda en recuperarse hagale un chequeo veterinario por si necesirata algún fármaco.

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd