Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

enero    febrero    marzo    abril    mayo    junio    julio   agosto    septiembre    octubre    noviembre     diciembre

 

 

Los días comienzan a hacerse más largos, comienza la primavera y con ella el período de trabajo intenso en el jardín, la temperatura empieza a subir y muchas de nuestras plantas se están preparando para una inminente floración. Es por tanto el momento de empezar a sembrar la mayor parte de las especies y empezar a administrarleslos primeros cuidados sanitarios.

 

Debemos no obstante, tener presente que todavía podemos tener riesgo de alguna helada. Aún podemos encontrar plantas en reposo. Revise las herramientas y compruebe su estado, pues a partir de ahora le van a ser todas muy necesarias. En los aparatos que funcionan con gasolina, debe comprobar el engrase. Revise igualmente los aspersores y solucione las averías que hayan podido provocar los hielos del invierno.

 

Si todavía no aplicó una capa general de estiércol o abono orgánico al terreno, debe hacerlo este mes sin falta.

 

Use fertilizante ácido en coníferas, perennes, camelias, azaleas y rododendros. Un fertilizante universal, en especies de hoja caduca y rosales. Fertilizar los bulbos que hayan terminado su floración.

 

Esparcir mantillo o estiércol en el suelo y en parterres.  

 

Prepare el terreno para las plantas anuales y bianuales de floración temprana.

 

Realizar los tratamientos fitosanitarios en los árboles cuando las yemas empiezen a brotar, aplicando insecticidas y fungicidas de amplio espectro o incluso aceites vegetales.  

Cuando pase el peligro de heladas, se pueden podar los árboles y arbustos que se plantaron en otoño, realizando una poda de formación y rejuvenecimiento. Finalizar la poda de los árboles caducifolios, porque están a punto de comenzar su actividad vegetativa. Cuando el rosal comienza a dar sus primeros brotes es el momento de iniciar la poda de formación, debemos elegir los brotes que darán las ramas definitivas. El jazmín y la forsythia necesitan ser podadas después de florecer. Se recortan los setos, se limpian las vivaces y se airea el centro de los arbustos que florecen en verano. Finalizar también la poda de formación de las especies sarmentosas.

 

Empezar a destapar las plantas que estaban protegidas con algún tipo de acolchado cuando se tenga seguridad de que no se producirán más heladas.

 

Eliminar malas hierbas y anuales que se vayan secando así como las rosas secas para que aparezcan nuevas flores.

 

Ya podemos comenzar a tomar esquejes de herbáceas de hoja perenne siempre que tengamos la precaución de protegerlas del sol y el viento.

 

Las plantas que han crecido en exceso se pueden desenterrar para dividirlas.

 

Será necesario entutorar algunas plantas, como los rosales de tallo alto cuyos tallos estén curvados o rozando el suelo, pero tenga cuidado de no apretar mucho al sujetarlo, pues podría dañarlas.

 

A finales de mes, ya se trasplantarán árboles y arbustos y se plantarán los caducifolios y perennifolios sensibles al frío así como trepadoras y setos a raíz limpia.

 

Podremos comenzar a sembrar flores al aire libre como alhelí, amapola, pensamiento, prímula, dondiego de noche, dondiego de día, margarita,clavel, petunia, etc.

 

Tanto en el balcón como en el jardín es posible plantar con éxito los lirios de agua, narcisos y otras bulbosas que se plantan en esta época y son de floración estival. Si volvieran a producirse heladas, tendrá que proteger los brotes con rafias, cartones o plásticos.

 

Se siembran en interior o invernadero las semillas de anuales que queremos que florezcan en verano.

 

Se transplantar al lugar definitivo, las plantas de flor  que se sembraron el mes pasado.

Además de la multiplicación por semillas, se pueden emplear los retoños para plantas arbustivas y vivaces.    

     

Es conveniente que el suelo ya no esté seco  porque las plantas van a necesitar agua en abundancia. Se riega en poca cantidad y por la tarde para ir aumentando la frecuencia de riegos hasta el verano habrá que activar el sistema de riego automático si se dispone de él. 

 

El césped comienza a crecer, se puede sembrar en zonas de calvas y comenzar con pequeños riegos. Necesita abonado: se mantilla o se aplica un abono de lenta liberación así como un tratamiento de herbicidas selectivos. Si ha aparecido musgo puede tratarlo con sulfato de hierro o sulfato de amoniaco. Si es necesario aplique un tratamiento contra lombrices de tierra.

 

La poda de los árboles frutales debe finalizar antes de que las yemas se hinchen, justo antes de aparecer las primeras hojas.

 

Si algún frutal sufre alguna enfermedad como el chancro hay que cortar las ramas enfermas y su parte del tronco.

 

Tratar preventivamente contra hongos  cuando las yemas empiecen a hincharse e insecticidas sistémicos cuando aparezcan ramilletes de frutos.  

 

Enriquecer la tierra con estiércol, compost o abonado químico.

 

Preparar los bancales, cavar y ventilar la tierra.

 

Eliminar las malas hierbas. Ir aclimatando las plantas que se sembraron en invierno en semillero.

 

Se trasplantan los frutales de vivero. Cave hoyos profundos para los árboles frutales y los arbustos de bayas. Los árboles jóvenes precisarán puntales de apoyo. Fije cintas de grasa adherentes en los árboles frutales para protegerlos de los parásitos que trepan por los troncos. Conviene revisar a menudo estas cintas colocadas en los árboles jóvenes, con el fin de comprobar que no ejerzan demasiada presión.

 

 

En cuanto a las plantas en maceta tanto del interior como del exterior, debemos hacer una poda de limpieza y rejuvenecimiento sin olvidar eliminar las partes afectadas por los hongos e insectos. Realizar tratamientos preventivos contra pulgones y cochinilla y vigilar la aparición de hongos y ácaros.

 

Las plantas de clima mediterráneo, adaptadas al interior, por lo general padecen ataques de cochinillas, es necesario por tanto vigilar e intervenir con un insecticida nada más localizarlas. Los síntomas de estos ataques, son hojas brillantes y pegajosas.

 

Abone las jardineras y las macetas  con abono líquido y si usa abono granular riegue abundantemente. Cambiar las plantas a macetas más grandes si fuera necesario, rellenando con turba.  

 

Humidifique las hojas con agua tibia, así recuperará la planta de una posible sequedad ambiental y evitaráataques de ácaros. Vigile las corrientes de aire que pueden secar la planta.

 

Ahora hay mas horas de luz, aprovechelas para sus plantas, pero evitando el sol directo.

 

Limpie las hojas con un algodón empapado en agua para eliminar la suciedad y que pueda recibir la luz necesaria.

 

Empezar a regar preferiblemente por el día, más frecuentemente pero con mucho cuidado, pues el exceso de riego resulta fatal para las plantas de interior. Regar más a las plantas que más luz reciben. Cada vez que use fertilizante, riegue.  

 

Es el momento de darle la vuelta al compost: ventílelo, múllalo y apílelo de nuevo.

 

El rhododendron estará lleno de flores, y es una buena época para clematis, erica carnea, jasminum nudiflorum, viburnum, crocus, helleborus, iris, muscari armeniacum, tulipa, etc.

 

A partir de ahora se puede sembrar variedades tempranas de hortaliza: col, lechuga, zanahoria, rábanos largos y patatas. En caso de que volvieran a producirse heladas, debemos cubrir los brotes con plásticos.

 

Sino se transplantó los fresones en el otoño, deberá hacerlo ahora, antes de la llegada del buen tiempo.

 

Ahora que empiezan a subir las temperaturas, es conveniente airear el invernadero durante el día.

 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd