Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

Siguenos en:

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Animales

 

 Ailúridos   
 Cánidos  
 Cetáceos  
 Conejos  
 Équidos  
 Felinos  
 Gatos domésticos  
 Hurón doméstico  
 Mapache  
 Mefítidos  
 Mustélidos  
 Perros  
 Pingüinos  
 Pinnípedos  
 Prociónidos  
 Sirenios  
 Úrsidos  

 

Varios

 

Acuarios 
Albinos 
Animales famosos 
Colegios de veterinarios 
Clínicas veterinarias 
Facultades de veterinaria 
Legislación 
Libros de Animales 
ONGs 
Plantas tóxicas para animales 
Puzzles de animales 
Rarezas y curiosidades 
Relatos 
Residencias 
Vacunación 
Zoológicos 
Zooterapia 

 


 

  Introdución      Aires/Andaduras      Alimentación       Anatomía      Asociaciones de criadores      Capas y marcas 

  Dentición        Disciplinas y Deporte         Enfermedades       Equipación/Guarniciones       Federaciones Hípicas     

    Gestación        Glosario       Limpieza e Higiene        Razas

 

 

Existe una gama muy amplia de arreos para los distintos tipos de caballos y para sus diferentes usos. Pero el equipamiento básico es similar. Las bridas y sillas se usan para ayudar a los jinetes a controlar los caballos y montar más cómodamente. Lo más importante es que los arreos sean los adecuados, que se ajustenbien al caballo y queestén en buen estado de conservación para evitar lesiones tanto al caballo como al jinete. 

 

 

CABEZADA

 

La cabezada es una guarnición de cuero, cáñamo o seda que se pone a las caballerías en la cabeza y que sirve para afianzar el bocado. El ronzal es una   cabezada de cáñamo con una cuerda   que se utiliza para conducir a un caballo cuando no tiene brida, también nos sirve para amarrarlo al establo. La jáquima es una cabezada sin bocado, generalmente de cuero, para conducir un caballo sin brida, o para amarrarlo en el establo.   Es una de las embocaduras más antiguas, actúa como palanca ejerciendo presión sobre el hocico del caballo, no lleva nada dentro de la boca del caballo.

 

  Existen una infinidad de diseños a la venta, dependiendo del deporte y la necesidad de cada caballo.  Las más populares son la de doma clásica y las de salto, aunque también se usan las vaqueras. Tiene tres tamaños estándar, para poni, pequeños caballos y normal. Habrá que ajustarla utilizando las hebillas de la carrillera y muserola, evitando que le moleste o ejerza más presión de lo necesario.  Se deben mantener limpias y engrasadas.

 

 

MUSEROLAS

 

Son un complemento o parte de la cabezada, tienen ingerencia indirecta en la embocadura, dependiendo de su colocación y el material con que están hechas.  

 

La muserola estándar es el cavesson, que se lleva encima de la embocadura y por debajo de las carrilleras. Un cavesson amplio y colocado ajustadamente, es una alternativa a una muserola caída. Mantendrá la boca cerrada y no interferirá en su respiración ni en la acción de la embocadura.

 

La museola caída se coloca sobre la nariz en una posición más baja que el cavesson y se fija ajustadamente bajo el bocado en la hendiduda del barboquejo para mantener la boca cerrada comodamente. La parte frontal debe dejar al menos tres dedos de holguera en relación a los ollares, para no interferir en la respiración del caballo.

 

La muserola combinada es una mezcla de cavesson y muserola baja.

 

La muserola cruzada, actúa sobre una zona más amplia, ayudando a parar al caballo cruzando su quijada cuando intenta eludir la acción del bocado.

 

 

BRIDAS Y BOCADOS

 

La brida y el bocado se ajustan para controlar la cabeza del caballo y se utilizan, en combinación con la presión de las piernas, a través de las riendas y el bocado, con diversos grados de contacto con la boca del caballo. La brida son varias correas de cuero, que sirven para sostener en su lugar el bocado, alque se conectan un par de riendas. El ahogadero es la correa que forma parte de la cabezada de la brida, y se abrocha bajo la garganta del caballo para evitrar que la brida se deslice sobre la cabeza.

 

Embocaduras

Podemos dividirlas en tres familias:

 

Filetes: es la embocadura más usada, permite un contacto suave y contínuo. Deberíia ser la que lleve el caballo correctamente domado y entrenado.  Tiene por lo general un cañón, a menudo articulado en dos piezas. Los anillos a cada lado se fijan a la brida y a las riendas, que tienen acción directa sobre la boca, pero no fuerza de palanca. Existe una gran variedad, desde suaves hasta muy rigurosos. También se conoce como  bridón.

Su severidad viene determinada por los siguientes factores:

- Grosor de los cañones: los gruesos son menos rigurosos.

- Forma: los curvos son más suaves.

-  Forma de las anillas: redondas u ovaladas, éstas últimas se fijan a la pieza que va dentro de la boca y           permiten menos juego.

- Palillos: puede llevarlos o no, los que los llevan son más suaves.

- Material: los más corrientes son el acero inoxidable y la goma, en este caso es más suave. Aunque           también los hay de cobre, acero cromado, et.

     

     

Bocados: se utilizan combinados con filetes. Suelen tener un paso para la lengua, con el fin de que sean más cómodos para el caballo. Deben utilizarse con cadenilla que deberá ir cubierta (de goma o de cuero, si el caballo es muy sensible) y con una falsa barbada. Las piezas laterales son rectas, fijadas a uno o dos pares de riendas y varían en longitud, aplicando fuerza de palanca sobre la boca y la mandíbula.  

 

Hay diferentes tipos:

- Bocado Tom Thumb Weymouth: la más suave, ya que la pieza de dentro de la boca es gruesa.

- Bocado de Doma alemán.

- Bocado de camas móviles: el más común.

 

Pelhams: se utilizan como alternativa al filete y al bocado ya que combina la acción que realizan ambos. Es válida sobre todo para caballos que no aceptan el filete pero es muy imprecisa y debe ser utilizada por expertos. En el momento en que las manos, a través de las riendas, aplican presión sobre el bocado, esta presión se transmite al caballo de diferentes maneras, según el tipo de embocadura que se utilice:

- Filete rígido: sólo actúan sobre las barras de la boca.

- Embocadura articulada, tendrá efecto de cascanuez sobre la lengua y comprime la comisura de los           labios.

- El bocado rígido hace palanca, transmitiendo presión de los brazos del bocado a la nuca.

- La cadenilla hace presión sobre la ranura del mentón.

- La doble brida combina la acción del filete articulado y el bocado rígido, aplicando presión sobre la           nuca y la ranura del mentón, así como sobre las barras y la lengua.

     

Desde que los caballos empezaron a ser embriados, se han diseñado incontables modelos de embocaduras. La mayoría hechas a partir de metales (acero inoxidable, cobre, aluminio), otras de caucho y materiales sintéticos.   Cuanto más largas sean las piezas de un bocado, mayor será la fuerza de palanca que ejercerán.

    La embocadura Pessoa, fue inventada por el   jinete brasileño Nelson Pessoa, y en realidad es un filete elevador, que se fabrica con muchas variantes, siendo las más comunes con una o dos argollas inferiores.Su efectividad depende del grosor de los cañones del filete y de la argolla en cual se insertan, ya que no son fijos. Se suele utilizar  con dos juegos de riendas, una a la argolla del filete y otra a la argolla inferior. Otra variante es usarlo con un puente.  Agregando una correa o cadenilla se transforma en un freno elevador. Se puede utilizar cuatro riendas para un mejor control.

 

Ajuste de embocaduras

Se debe tener en cuenta el ajuste perfecto,   ya que si lo hacemos demasiado fuerte puede rebelarse contra ella y en caso contrario podemos tener problemas para controlar al animal.  

Una embocadura bien ajustada, no puede golpear la dentadura, ni el caballo puede agarrarla tan fuerte como para eludir la mano del jinete. Para colocar bien una  embocadura, hay que tener en cuenta:

Un filete bien colocado deberá colgarse en la boca del caballo de tal modo que la comisura de los labios se frunza ligeramente, pareciendo que el animal sonríe.

Para insertar el filete de forma fácil, insertaremos nuestro pulgar en la comisura de los labios del caballo, obligándole así a abrir la boca.

El bocado siempre deberá ser fijado con cadenilla y correa.

La mejor forma de comprobar que el filete es el adecuado es insertando los índices entre la boca y las anillas del filete, en esa postura, los dedos deberán caber holgadamente.

La mayor parte de los caballos reaccionan mejor a un filete sencillo sin acción de barbada. Un bocado severo puede provocar dolor y resentimiento al caballo. Seleccionar la correcta en cada caso puede ser sumamente difícil. Si nos equivocamos en la elección, puede ocasionar  problemas en la boca de nuestro animal o incluso hacer que lo rehuse.

Para evitar cortes o llagas en las comisuras de los labios, deberemos vigilar que el tamaño del hierro sea el adecuado, ni muy grande ni muy pequeño. El roce podrá evitarse colocando unas gomas al filete.

En caso de que el caballo sacuda la cabeza al ser montado, convendrá que analicemos el correcto ajuste de la cabezada.

Si el caballo evade la acción del filete al abrir la boca y mantener la mandíbula rígida, convendrá utilizar una muserola alemana que no deberá ajustarse demasiado baja. Existen caballos que no se acostumbran a utilizar la embocadura, para esos casos se recomienda el uso de la cabezada sin embocadura, conocida como Hackamore. Ésta actúa sobre las fosas nasales del caballo, mediante un sistema de palanca como en el bocado, haciendo presión tanto sobre la nuca como sobre la zona sensible por encima de los ollares del caballo. Esta solución únicamente es válida para jinetes expertos, puesto que mal utilizado puede resultar doloroso para el animal.

 

brida

La brida más simple y común lleva un filete. Los hay de anillo suelto como con dos articulaciones laterales, conocidas como olivas.

La brida doble tiene tanto filete como bocado, y es apropiada para las ayudas más delicadas y finas. Se usa en exhibiciones y doma.

La brida hackamore no tiene bocado, se usa en caballos que tienen la boca o dientes doloridos. Funciona con fuerza de palanca sobre la nariz y la hendidura del barboquejo, y se usa temporalmente.

 

Colocación de la brida

Antes de proceder a su colocación debemos ajustarla al tamaño adecuado. Quite las correas de los fijadores y deshaga la muserola y el ahogadero. Después asegúrese que el bocado está a su nivel y a la altura correcta respecto a la boca, sin comba en las carrilleras cuando se fijen las riendas. Debe haber sólo un ligero pliegue a los lados de la boca. El bocado no deberá estar muy estrecho, pellizcando los lados, ni demasiado amplio que pueda moverse o deslizarse.

 

- Acérquese al lado izquierdo de la cabeza del caballo. Ponga la brida sobre el brazo izquierdo y la mano izquierda sobre el hocico para mantenerle quieta la cabeza, coloque las riendas sobre la cabeza con la mano derecha.

- Pase la brida a la mano derecha y mantenga el bocado separado por debajo de la boca, usando la mano izquierda. Ponga las gomas a un lado, para poder abrirle la boca.

- Coloque el bocado en su sitio, levantando la cabezada sobre las orejas, utilíce las dos manos, colocando un lado cada vez. Ponga la frontalera debajo de las orejas y ponga el mechón sobre la frontalera.

- Pase luego el ahogadero, dejando una holgura. Cierre la muserola y abróchela por dentro de las carrilleras.

- Una vez colocada la brida, pase el dedo bajo las correas para comprobar que no están muy ajustadas. Inserte dos dedos bajo la muserola y comprobar que quedan cuatro dedos de holgura entre el lateral de la garganta y el ahogadero.

 

 

SILLAS DE MONTAR (Monturas)

 

Deben estar elaboradas de cuero fuerte de la mejor calidad y mantenerse siempre en buen estado, para que dure toda la vida. También se pueden encontrar sintéticas que requieren menos mantenimiento, pero duran menos. Las hay de varios tipos, según el deporte que se practique, también las hay de diferentes tamaños, de acuerdo a la medida de nuestro  cuerpo. Antes de comprarla para saber si nos ajusta bien, se debe probar montado sobre ella,  las rodillas deberán asentar exactamente en las rodilleras.

La silla de montar se organiza en torno a un arzón, y se diseña para distribuir bien el peso del jinete de forma equilibrada, y ayudándole a estar colocado en una posición correcta, sin entorpecer el movimiento natural del caballo, al que le debe parecer cómoda. Comprobar bien y con frecuencia las correas de la cincha, para asegurar su firmeza y seguridad. La silla deberá encajar perfectamente en el dorso, sin quedar inclinada hacia atrás. Debe quedar firme sobre el lomo del caballo, sin estar demasiado apretada, para que no presione sobre la cruz del animal. Los bastes de la silla deberán quedar altos y holgados para no presionar sobre la cruz.

 

 

Tipos   de Monturas

    - Monturas de doma clásica:   el asiento es suave y profundo muy confortable, permitiendo al jinete maniobrar libremente, los faldones son muy largos, su diseño hace que el jinete adopte una posición más erguida. Las hay de varios modelos y medidas. Las portaestriberas deben estar bien embutidas debajo de la faldita, unidas al armazón, para lograr una extrema resistencia y evitar roces incómodos. 

     

    - Monturas de marchas: están recomendadas para cabalgar muchas horas, se usan para hacer  Trec, Raid y   Turismo Ecuestre.    El asiento  ancho  y las rodilleras están especialmente acolchadas para una máxima comodidad, y los grandes paneles distribuyen el peso del jinete en forma uniforme. El apoyo y balance de la montura en el lomo del caballo debe ser perfecto, para que no lo lastime o incomode.  Las portaestriberas deben estar embutidas debajo de la faldita, unidas al armazón, para lograr una extrema resistencia y evitar roces incómodos.    Como se debe permanecer muchas horas montado, no debe tener ningún tipo de roce indeseable.  Su armazón debe ser resistente y flexible a la vez.

     

    - Monturas para poni: está diseñada especialmente para adaptarse a los anchos lomos de los ponis. El armazón debe presentar un paso para la pierna especialmente estrecho. El asiento es ancho y profundo, y el diseño de las rodilleras brinda una seguridad extra. El diseño de esta montura debe tener un grado de inclinación hacia la perilla y un asiento un poco más profundo, que ayuda al jinete a mantener el perfecto balance detrás de la perilla en cualquier circunstancia.  Las faldas, con sus rodilleras y almohadillas posteriores corrigen la posición del jinete. Si tienen agarraderas en la perilla, ayudan mucho al joven jinete, se pueden poner unas postizas si no lo traen.

     

      - Monturas de salto: se diferencian de las otras por su asiento, que no es  tan profundo y su borren delantero es muy bajo, para permitir la salida del jinete durante el salto. Las faldas están muy adelantadas y poseen rodilleras que ayudan a un mayor agarre, también suelen tener un taco debajo de estas para brindar al jinete una seguridad adicional en momentos críticos.  Las hay de dos modelos muy diferentes: olímpicas, con una sola falda, mucho más livianas y las de doble falda. Las portaestriberas están embutidas debajo de la faldita, unidas al armazón, para lograr una extrema resistencia y evitar roces incómodos.

     

      - Monturas de uso general: están entre las monturas de salto y las de doma. Se usan  para diversas actividades.  Su asiento es profundo, ancho para que sea confortable, con rodilleras no muy adelantadas, y a veces suelen traer una " banana" trasera para dar más seguridad a la pierna. El borren delantero es más alto. Son muy cómodas y están diseñadas para realizar largas cabalgatas. Se usan para cuando no se sabe que deporte ecuestre practicar, ya que se adaptan a casi todos. Tienen rodilleras que otorgan un mayor agarre y seguridad.

     

    - Monturas vaqueras españolas: son las monturas más populares que se utilizan en España, las hay de muchísimos modelos y estilos, variando sus borrenes, respaldos, incluso su manera de fabricarlas. 

     

    - Monturas western: están entre  las monturas de salto y las de doma. Su asiento es profundo, ancho para que sea confortable, con rodilleras no muy adelantadas, y a veces suelen traer una " banana" trasera para dar mas seguridad a la pierna. El borrén delantero es más alto.

   

Colocación de la silla

Antes de ensillar al caballo, se debe fijar la cincha por el lado exterior, pasándola sobre la silla, con los estribos montados, sin balancearse.   Cuando va a llevar martingala o pecho petral, deberán colocarse antes de pasar la cincha, para que no se enrosque en ella. El estribo deberá estar lo suficientemente amplio como para que el pie entre y salga con facilidad.

    - Si utilida sudadero o mantilla  bajo la silla, colóquelo primero sobre el dorso del caballo, ligeramente adelantado en la dirección de la cruz. Debe quedar plano y equilibrado bajo la silla, fijado firmemente para que no se deslize.

     

    - Sitúe la silla encima del sudadero y fijelo en el arco de la silla. Deslice la silla hacia abajo y hacia atrás hasta conseguir la posición correcta, dejando el pelo plano. Afirme el enguatado contra la silla.

     

    - Dejar caer la cincha, que se abrocha por el lado de fuera, hasta su posición correcta. Dé la vuelta por delante del caballo para abrochar la cincha por el lado de dentro, a las dos primeras correas de la cincha, o a la primera y la tercera.

     

    - Apriete poco a poco la cincha hasta que no pueda deslizarse, sin llegar a pellizcar la piel del animal. Las hebillas han de estar niveladas. Deben quedar al menos tres agujeros de cincha por encima de la hebilla de cada lado. Debe poder deslizar la parte plana de sus dedos por debajo de la cincha.

     

    - Deslice los estribos hacia abajo para poder montar.

     

    - Para quitar la silla, suba los estribos. Deshaga la cincha sobre un lado y póngala sobre la silla. Sostenga el sudadero y la silla juntos, levante la silla moviéndolas ligeramente hacia atrás.

 

  ESTRIBOS

 

El estribo es parte de la montura, debe estar sostenido por una ación o estribera de buena calidad. Esta ación, se debe revisar y limpiar periódicamente, para evitar accidentes. El estribo se debe elegir, dependiendo del tipo de montura, los hay para cada disciplina ecuestre y de muchos modelos y medidas.  Para los jinetes nuevos es aconsejable utilizar estribos de seguridad, que en caso de caída, dejan el pie en libertad. Los hay con goma articulada y otros que llevan un sistema de elástico desmontable.

Por lo general están fabricados de acero inoxidable.   Siempre deben tener un taco de goma donde asienta el pié, que impide el deslizamiento de la bota.

 

 

 

PETRALES Y CINCHAS

 

Se  usan para prevenir que la silla de montar pueda deslizarse hacia atrás. Se deben ajustar con precisión para ser eficaces, aunque sin llegar a estar demasiado apretados.

La cincha petral, puede ser elástica, de cuero o de cinta de cáñamo, va a través del pecho y se abrocha a las correas de la cincha a cada lado de la silla.

Varían según el  tipo de montura y del deporte que se desee practicar. En salto se suele usar cincha con protector,  que además de  proteger el pecho del caballo de los ramplones y posibles golpes, cuentan con hebillas o argollas para prender las riendillas o riendas auxiliares.

También vienen protectores de pecho separados de las cinchas.

Se deben lavar periodicamente con jabón para guarniciones y luego engrasarlas. Cuando son duras lastiman al caballo.  

El petral es  una correa de cuello que se   ajusta alrededor del pecho del caballo y se abrocha por debajo, pasando por entre las manos, a la cincha, y a los costados a la montura. Sirve para mantener la montura en su sitio, impidiendo que se deslice hacia atrás.

 

 

MARTINGALA

 

Se utiliza para que el caballo no levante tanto la cabeza hasta hacer que el jinete pierda el contacto con la embocadura. Si el caballo mantiene correctamente la posición de la cabeza, la martingala no debe tener ningún efecto sobre el caballo.  Tambien sirve para que las riendas lleguen siempre desde la misma dirección, por más que el jinete suba las manos. Se usa mucho   en la disciplina de Salto. Puede utilizarse combinada con el pretal o individualmente, la acción que ejerce no se modifica.

 

Tipos de martingala

    - Martingala corredera: tiene una correa que se desliza a lo largo de una lazada en la correa del cuello, desde la cincha, y se divide en dos ramales que llevan un anillo en sus terminaciones. Los anillos deben alcanzar la cruz o la garganta del caballo. Las riendas pasan por esos anillos a los dos lados del cuello. Es importante unos topes en las riedas, para evitar que un anillo atrape la hebilla en el bocado y pudiera resultar peligroso.

     

    - Martingala fija: puede ser más restrictiva y no debe ser demasiado corta. La correa se fija a la cincha, va por entre las piernas delanteras del animal y a através de la correa del cuello, asegurada por un tope de caucho, enlazando en la muserola cavesson.

     

    - Martingala irlandesa: se usa mucho en caballos de carreras. Es muy sencillo, tiene dos anillos separados por una pieza corta de cuero que sostiene las riendas en su sitio a ambos lados del cuello del caballo.

 

PROTECTORES Y VENDAJES

 

Existe una infinidad de protectores para la seguridad del caballo. Las botas y vendajes están diseñados para proteger las piernas de los caballos desde las articulaciones de las rodillas y los corvejones hasta los cascos. Los vendajes son más dicíles de colocar, pero dan un mejor soporte que las botas de protección. Las botas podemos encontrarlas de muchos materiales plástico, cuero, fieltro, cuero sintético, etc. Son de fácil y rápida colocación. Todas las botas y vendajes se deben abrochar en el exterior de la pierna. Si hay riesgo de que la bota pueda desabrocharse o quedan holgadas, es preciso colocar cinta adhesiva alrededor.

 

 

Tipos de botas

    - Sobrealargadas protegen los talones de las piernas delanteras de la posibilidad de ser pisoteados

    .

    - De espolones para proteger la protuberante articulación del espolón contra los golpes de las pierna opuesta.

     

    - Antirrozadura protegen la parte baja de la pierna contra la fricción o golpes. Deben ser fuertes y ligeras, colocándolas firmes y equilibradas, pero no demasiado apretadas, para no dañar los tendones.

     

    - Para los tendones se colocan en las piernas delanteras, para evitar lesiones si la pierna trasera golpease los tendones. Deben ser abiertas por el frontal, sobre todo en salto e ir dotados de protección guateada extra. Se fijan con correas equidistantemente situadas.

 

Los vendajes de ejercicio para la protección y el apoyo, se colocan con mucho cuidado, ya que una presión desigual puede provocar más daño que beneficio. Deberán aplicarse con firmeza y equilibradamente. Todos los vendajes de las piernas se aplican de la misma forma, aunque la zona que cubran y la presión, variarásegún la inteción que se persiga. El vendaje para ejercicio se aplica desde el punto inmediatamente inferior de la rodilla y termina en la articulación del espolón, sin interferir el movimiento. Si se utiliza acolchamiento o espuma bajo las vendas, se deberá adaptar sin producir protuberancias o arrugas.

Para colocarla se comenzará en la parte externa de los miembros, cerca del extremo y se venda en el sentido contrario a las agujas del reloj, trabajando hacia abajo y luego hacia arriba, para igualar la presión, abrochando con seguridad, con la misma presión, y nunca en la parte anterior o posterior de la pierna.

 

 

LIMPIEZA

 

Todos los arreos precisan limpieza para prolongar su vida útil y evitar infecciones al animal.  También se tendrán que hacer revisiones para comprobar su estado, ya que sino podrían resultar peligrosos.

Pasar una esponja por todos los arreos, para limpiar el sudor y el polvo, después dar jabón para silla de montar y aplicar un aceite protector en las zonas de mucho roce o secas del cuero.

Lavar el bocado y otras piezas metálicas, con agua caliente y séquelo.

Las cinchas de lona o nailon y guateados, deben ser cepillados, incluso lavados si están llenos de sudor o polvo. Las cinchas deben estar suaves y flexibles.

Coloquelos colgados en un lugar seco, para evitar el moho y apartados de los focos de calor, para evitar resecar y endurecer el cuero.

 

 

 

ACCESORIOS PARA TRABAJAR EL CABALLO A LA CUERDA

    - Riendas laterales: son unas correas cortas y ajustables, que se fijan a la embocadura o al cavesson, y al cinchuelo, tienen en su parte media una argolla de goma que las hacen más suaves a la boca, así el caballo mantendrá la cabeza en la posición correcta.

     

    - Ramal largo: es una cuerda de unos 8 mts. que une al caballo con nuestra mano, debe ser resistente pero suave al tacto, preferentemente de algodón.

     

    - Cinchuelo: se ajusta en el lugar de la cincha, a él se abrochan las riendas laterales o se pasa el ramal largo a veces, los hay de varios materiales, de debe adquirir uno que se adapte a la medida del tórax del caballo.

     

    - Protectores: siempre se debe trabajar a la cuerda con protectores de manos y patas.       

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd