Al utilizar esta web  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
El Bosque Encantado 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Islas Azores 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

  Vídeos

 

 


 

 

  Sigue el tablero Bromeliaceas de El Hogar Natural en Pinterest.

 

La familia de las  bromeliáceas o Bromeliaceae comprende alrededor de 60 géneros y más de 1400 especies, nativas de las regiones umbrosas, cálidas y húmedas de América tropical y las Antillas. Son plantas herbáceas, la mayor  parte de las especies epifitas, crecen sobre los árboles,  acomodadas en las horquillas de las ramas y en las excrecencias de la corteza. Se alimentan del mantillo procedente de la descomposición de cortezas, hojas y frutos. Este proceso de fermentación es una importante fuente de nitrógeno. Las raíces de estas plantas, bien adheridas a la corteza, están recubiertas por un tejido especial que condensa la humedad ambiental.

Su tamaño varía según especie de 2,5 pulgadas hasta los 10 metros de altura. Lo más atractivo de las bromelias es su follaje, algunas tienen varias bandas o variegaciones en sus hojas de distintos colores, pero también es de destacar sus tallos floridos.  Su crecimiento por lo  general es lento. El periodo de crecimiento va de marzo a agosto, el periodo de reposo se extiende desde agosto hasta febrero. En el periodo de actividad es necesario aumentar la humedad ambiental. Si el ambiente es seco, colocar la maceta sobre una bandeja con guijarros o bolas de arcilla mojados para aumentar así el grado de humedad ambiental.

Para crecer bien y producir flores, necesitan recibir una luz fuerte, por lo que es preciso colocarlas en zonas de gran iluminación. Las variedades de follaje gris deben colocarse en un emplazamiento más  luminoso que las de follaje verde o variegado que prefieren  una situación de semisombra.

 

 

Al ser plantas procedentes de los trópicos, precisan una temperatura templada, 21ºC es una temperatura adecuada durante el día y  13-16ºC durante la noche.    

Entre marzo y agosto, regar y vaporizar el follaje con agua no caliza. Una vez al mes añadir a este agua un abono foliar diluido o un abono para orquídeas. En verano regar regularmente y  cuidar que siempre haya agua en el fondo de la roseta.   La mayor parte de estas plantas, tienen   una cavidad central entre sus hojas, que es un depósito donde acumulan el agua de lluvia.  

La tierra no debe ser alcalina y   ser lo suficientemente porosa como para permitir que el agua drene fácilmente y permita la circulación del aire en las raíces.

Pueden   fertilizarse cada tres o cuatro semanas con una mezcla media de un fertilizante multiuso soluble. Este fertilizante rebajado puede colocarse directamente en la maceta de la planta ya que las raíces no necesitan ser fertilizadas con frecuencia.

Durante el periodo de reposo se debe prescindir del abonado, espaciar los riegos y vaciar el agua de la roseta.

Entre las bromeliáceas podemos encontrar especies terrestres y xerófitas (prefieren un medio seco) como por ejemplo    Puya o  Dickia y otras autótrofas, desprovistas de raíz como la  Tillandsia usneoides, conocida como  " musgo español" .

Las flores son grandes y muy vistosas, surgen del centro de la roseta y se encuentran rodeadas de grandes brácteas coloreadas. La floración se produce por lo general a los 2 ó 3 años, y en la mayoría de las especies, 1 año o 2 después, la planta muere y rebrotan nuevos retoños que producen nuevas plantas (floración monocárpica). Unas especies florecen en cualquier época del año, otras por el contrario tienen periodos más precisos. Para forzarlas a  florecer, se debe usar  una planta adulta saludable y con un buen sistema de raíces. Se debe drenar  toda el agua y colocarla en una bolsa de plástico transparente sellada, con una manzana madura en el interior, que producirá etileno, y así  provocar la formación de flores. Después de dos o tres días, sacar  la planta de la bolsa y reponer el agua que se quitó. Según  el tipo de planta, florecerá  dentro de unas seis a catorce semanas.

 

Multiplicación

Se multiplican por separación de vástagos laterales en primavera. Para ello cortar y dejar secar la herida durante 1 ó 2 días, plantarlo en una mezcla de mantillo de hojas, corteza de pino triturada y turba a partes iguales. Para las epifitas sobre madera o corcho, los vástagos se sujetan inicialmente al soporte con un material suave o con pegamentos a base de caucho.

Si se multiplican por semillas, habrá que esperar unos 4 años para ver florecer las nuevas plantas. Se colocan  semillas frescas en la superficie sobre un preparado rico en materia orgánica. Mantener la humedad constante, cubriendolas con un plástico transparente.

 

Enfermedades y plagas

 

- Manchas marrones: aparecen cuando el sol le da directamente, y quema las hojas. También pueden aparecer por exceso de humedad en invierno, provocando pudrición.

 

- Hojas blanquecinas: puede ser por carencia de nutrientes o por una exposición demasiado soleada.

 

- Hojas marchitas y caedizas: puede ser por estar demasiado seca, por un descenso brusco de la temperatura. o por exceso de abono.

 

- Pérdida de hojas: se produce por una excesiva sequía o por un ambiente demasiado reseco, cálido, por estar cerca de la calefacción o estar colocada en un lugar con demasiadas corrientes de aire.

 

- Arañas rojas: aparecen cuando el ambiente es demasiado seco. Producen manchas grisáceas en el envés de las hojas, también se puede ver telarañas.

 

- Cochinilla, cochinilla algodonosa y pulgón: son plagas frecuentes entre las bromelias. Las cochinillas chupan los jugos de las hojas y se quedan amarillentas. La Cochinilla algodonosa se manifiesta en forma de costra pegajosa en tallos y troncos. Los pulgones se desarrollan en los brotes verdes, enrollándose, segregan un líquido pegajoso, que aprovechan los hongos para invadir la planta.

 

- El hongo Corynespora spp: produce unas manchas oscuras con borde claro, y al final se caen las hojas.

 

- Antracnosis: es causada por hongos como el Colletotrichum spp. produce lesiones en toda la planta.

 

- Bacterias: el Agrobacterium temefaciens produce crecimientos tumorales en la raíz.

 

Las Tillandsias, sobre todo si están en el exterior, pueden verse invadidas por hormigas.

 

 

Géneros

   

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd