Ir a página principal

Eucalyptus globulus (Eucalipto blanco)

 

Árbol de corteza lisa, verde y blanca, que se muestra caediza en láminas o tiras. Las hojas son lanceoladas, de color verde oscuro cuando son adultas. El fruto es una cápsula. Requiere abundante luz y pleno sol. Puede resistir las heladas, siempre y cuando no sean muy largas. Necesita una humedad media y requiere ser pulverizado de vez en cuando. No le gustan los suelos calcáreos, encharcados y con un mal drenaje. Regar moderadamente, dejando secar entre riego y riego. Abonar en primavera y principios de verano, muy poco en las épocas de descanso (otoño e invierno). No podar durante el periodo de máximo desarrollo del árbol. Se recomienda efectuarla antes del periodo vegetativo, a mediados o finales de invierno. El pinzado de brotes se hará en primavera y principios de verano. El estilo apropiado es el recto formal, informal o levemente inclinado. La forma se puede controlar por la poda y pinzado, aunque soporta perfectamente el alambrado, tanto en ejemplares jóvenes como adultos, ya que la madera es muy flexible. El alambre se mantendrá entre 6 y 8 meses. El trasplante se efectúa cada 2-3 años, antes de la brotación. Recortar las raices dañadas. Se multiplica por semillas.