Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín del Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira (Siria) 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

 

El arte de la topiaria o poda ornamental es una práctica de la jardinería que consiste en dar formas escultóricas o artísticas a las plantas, ya sean arbustos o árboles,  mediante el recorte de ramas con tijeras de podar, recortando regularmente las brotaciones que sobrepasen el perfil establecido.

Su origen se remonta a  los romanos, continuando  durante el Renacimiento italiano, llegando a alcanzar su punto culminante en 1662 con André Le Nôtre, diseñador de los jardines de Versalles, que dará a las plantas, en especial al boj  formas cónicas y piramidales.

En la Inglaterra del siglo XIX, las formas utilizadas en el arte topiaria serán  redodeadas, medias lunas, rombos, corazones, arcos y papallones.

La topiaria también es muy usada en el diseño de jardines japoneses.

El Samban-Lei Sekpil, es la obra de topiaria más grande del mundo, mide más de 18 metros de altura. Tiene el certificado del Libro Guinness de los Récords desde 1992. Su creador, Moirangthem Okendra Kumbi, la diseñó con la forma de varios paraguas abiertos y se encuentra  en la India.

 

 

Se pueden  distinguir dos estilos bien diferenciados en esta técnica:

 

- topiaria geométrica: en la que se persiguen resultados de líneas rectas o curvas perfectas

- topiaria natural: el resultado son formas naturales y figuras de animales

 

 

Realización

 

Para conseguir  la forma deseada en  una planta se necesitan unos cuantos años de intervenciones, para ello se utilizan muelles y armazones metálicos para guiar el crecimiento y darle formas que de otro modo no se podrían conseguir.

Para crear una figura de topiaria lo más sencillo es comprar o hacer el  molde con la forma deseada. Dentro de los moldes se coloca un arbusto para que vaya creciendo hasta que sobresalga y cubra la base, hasta aquí sólo necesita riego. Cuando empieza a crecer fuera del molde hay que empezar a podarlo, para que la vegetación no sobresalga  más de 10-15 cm. Los moldes son muy variados desde conos, esferas, obeliscos, cuadrados, figuras de animales, etc.

 

Hoy en día en los grandes centros de jardinería nos venden ya algunas plantas con la forma y sólo tenemos ya que mantenerla.

Las formas escultóricas suelen construirse con una malla metálica o de cuerda que viene rellena con una especie de masa compacta de tierra con semillas. Al regarla la vegetación crece y se poda al gusto.

Si se desea una forma cuadrada o triangular, se utilizan tablas que hay que girar alrededor de la planta para cortar lo que sobra. También se emplean cuerdas tensadas. En algunos casos la destreza del jardinero le permite hacerlo sin guías.

El recorte se hará con la herramienta adecuada a cada caso, ya sea con tijera de una o dos manos o cortasetos. Para dar a las ramas la dirección adecuada se usan alambres.

 

 

La frecuencia de corte dependerá de la velocidad de crecimiento de las especies vegetales elegidas. En especies  de crecimiento muy lento, según el clima y condiciones de crecimiento, con 1 ó 2 recortes al año, es suficiente. Las especies de crecimiento rápido, exigen prácticamente un repaso mensual excepto en invierno. En las figuras geométricas de los arbustos de hoja perenne, se debería hacer una poda de aclarado cada tres, o cuatro años, si no hacemos un aclarado importante de vez en cuando, al no penetrar la luz, ni apenas el aire, hace que por dentro, muchas de las ramas se sequen y mueran, además de que están expuestos a que varias enfermedades les ataquen y mueran sin hacer el ciclo de vida deseado.

   

Especies adecuadas para topiaria

 

Acebo (Ilex aquifolium, I. crenata)

Aligustre (Ligustrum japonicum, L. ovalifolium, L. delavayanum, L. oleaceae)

Azalea (Azalea japponica)

Boj (Buxus sempervirens)

Ciprés (Cupressus sempervirens)

Escalonia (Escallonia rubra)

Evónimo (Euonymus japonicus)

Ficus benjamina (Ficus benjamina)

Ficus nitida (Ficus microphylla)

Hiedra (Hedera helix)

Laurel (Laurus nobilis)

Laurel cerezo (Prunus laurocerasus)

Leilandi (x Cupressocyparis leylandii)

Lonicera (Lonicera nitida)

Mirto (Myrtus communis)

Pitosporo (Pittosporum tobira)

Romero (Rosmarinus officinalis)

Tejo (Taxus baccata

Teucrio (Teucrium fruticans) 

 

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd