Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira (Siria) 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

 

Aparte de las plagas que atacan a nuestras plantas, tenemos las enfermedades producidas por carencia de alguna vitamina, infecciones bacterianas o víricas y las producidas por el ataque de hongos, que suponen el 95% de las enfermedades. Podemos clasificar los hongos en: ectoparásitos que se mantienen en la superficie y para combartirlos debemos usar fungicidas y los hongos endoparásitos, que afectan a los órganos internos y se combaten con criptogamicidas, aunque su erradicación es extremadamente difícil. Para las bacterias y virus no hay productos eficaces y lo único que se puede hacer es prevenirlas.

Los hongos se producen bien por el tiempo caluroso o por la humedad del suelo. Son organismos que bien pueden tener un tamaño tan minúsculo que no podemos ver a simple vista o bien uno solo puede pesar varios kilogramos. Son incapaces de producir su propio alimento, así que deben nutrirse de materia orgánica en descomposición, parasitando en otros seres vivos y si son plantas verdes mucho mejor. Se propagan o reproducen por esporas que son transportadas por el viento o los insectos.

Para prevenir el desarrollo de estos hongos, debemos procurar que el abono que usemos esté completamente fermentado sino es así fumigarlo con un buen fungicida antes de suministrarlo al terreno. En días calurosos después de los días de lluvia, deberemos hacer tratamientos con anti-hongos, ya que es la época más propicia para su aparición.

 

Entre las enfermedades más comunes podemos encontrar:

 

Abolladura o " Lepra"

Agallas

Alternaria o " Tizón"

Antracnosis

Bacterias

Botritis o " Moho gris"

Clorosis y otras carencias

Cribado, Perdigonada, Gomosis

Chancro

Esclerotina

Fusiarosis

Mal del plomo

Moteado, Manchas foliares  

Mildiu

Negrilla, Fumagina, Tizne

Oidio o " Mal blanco"

Podredumbre de raíz

Repilo

Roya

Septoriosis

Verticilosis

 

ABOLLADURA O " LEPRA"

 

Enfermedad de origen fúngico que afecta al melocotonero, y que aparecen durante la primavera desde que comienza la brotación para desaparecer en verano. En primavera las hojas presentan un grosor mayor del limbo que se cubre parcial o totalmente por unos hinchamientos foliares de color claro al principio para pasar a ser rojizos después. La hoja se vuelve quebradiza y se recubre con polvo blanco al aparecer las ascas del hongo. Estos síntomas también pueden verse en los tallos de los brotes jóvenes e incluso en los frutos.

AGALLAS

 

Es un hinchazón como vejigas de color mas claro o de otro color que aparecen en las hojas. También a veces la hoja se retuerze sobre sí misma y se suelda formando una vaina. En los tallos y ramas se suelen formar bolitas que al secarse adquieren un color marrón oscuro y se puede distinguir un agujero. En las raices aparecen malformaciones que alteran la estructura normal de éstas. Aparecen por la irritación que producen las bacterias, hongos, gusanos, ácaros, etc. La hinchazón es la forma que tiene la planta de aislar la superficie atacada, pero también es donde se protege el atacante. No son peligrosas aunque si desagradables.

ALTERNARIA O " TIZÓN"

 

Enfermedad producida por un hongo que ataca los tallos, hojas y frutas de las plantas. En las hojas se presentan pequeñas manchas circulares de color negro o pardas bien delimitadas, rodeadas a veces de un halo amarillo. Las manchas tienen la característica de tener aureolas concéntricas de color oscuro. Aparecen en las hojas mas viejas y de éstas suben al resto de la planta. Las manchas van creciendo y se van secando. A medida que la enfermedad progresa, el hongo puede atacar los tallos y los frutos si los hay. Las plantas mal alimentadas son las más propensas. Se deben hacer   tratamientos preventivos.

ANTRACNOSIS

 

Enfermedad producida por un hongo que causa la desintegración de los tejidos, se caracterizada por la aparición de unas lesiones oscuras, hundidas, sobre hojas, tallos, flores y frutos de numerosas plantas de los jardines, bien delimitadas por una o más aureolas concéntricas, secándose posteriormente las zonas atacadas como una quemadura. Pueden aparecer rayas de color marrón oscuro en la punta de las hojas. Prosperan en ambientes cálidos y húmedos. Al dificultar la fotosíntesis las hojas se tornan amarillas y rugosas hasta su destrucción total.   Ataca a especies ornamentales   y también frutales como los cítricos y la vid. Se deben quitar las hojas infectadas y aplicar fungicidas antes de que aparezcan las manchas si ya se han dado otros años.

BACTERIAS

 

Existen numerosas especies de bacterias que atacan a las plantas. La sintomatología que producen es diversa, en general, podredumbres húmedas que despiden mal olor y manchas pardas y que matan progresivamente a la planta.   Procurar que no se produzcan heridas por donde puedan entrar las bacterias (poda, rotura de ramas, grietas por el frío, provocadas por insectos, etc.).   Recortar y elimina los tallos y hojas afectadas o si es necesario, la planta entera. Lo único eficaz con las bacterias es prevenir, no hay bactericidas eficaces para el aficionado, por lo que es mejor quemar la planta enferma, aunque a veces da resultado la estreptomicina.

BOTRITIS O " MOHO GRIS"

 

Enfermedad producida por un hongo y que produce manchas parduzcas sobre tallos, hojas, flores y capullos. Estas manchas se van cubriendo de pelusilla grisácea, la planta se reseca y se llena de moho. Puede causar la muerte de plantas jóvenes y tiernas por pudrición acuosa de la base de los tallos. Se infecta por   heridas, cortes de poda o grietas, tras una granizada, etc. Se recomienda aplicar un tratamiento antibotritis para evitar las infecciones en las heridas que haya hecho el granizo. Se trata como modo preventivo con criptogamicidas cúpricos: caldo bordelés, captan, zineb, benomilo. En bulbos con tulisan. Las plantas de interior más sensibles son el ciclamen, cineraria, kalanchoe, violeta africana, etc., por lo que se recomienda regarlas por abajo, poniéndolas durante un rato sobre un platito con agua.   El momento de aparición coincide con   humedad ambiental alta, en primavera y otoño especialmente. Las plantas más afectadas son las que tienen un follaje denso, pero también los rosales, aster, begonias, dalias, peonias, tulipanes, fresas, crisantemos, cyclamen, gloxinia, entre otras. Para evitarlo, usar tierra tratada contra hongos y procurar no mojar el follaje al regar. Es muy difícil de combatirla por la gran resistencia a fungicidas. En cuanto se note la presencia de ésta, deberá separar y quemar la plantas afectada y pulverizar con captan o thriman las demás. Sobre el terreno espolvorear con quintoceno y rastrillar para eliminar los posibles esporas. Fumigar con euparen o ronilan. Para prevenir mancozeb o benomil.

CLOROSIS Y OTRAS CARENCIAS

 

Es la decoloración del tejido foliar en las zonas situadas entre los nervios, causada bien por el suelo excesivamente alcalino, o por la falta de hierro, manganeso, zinc, cobre, boro, molibdeno, cloro, etc. Hay productos especiales para la carencia de éstos elementos. La clorosis férrica se caraceriza por las hojas amarillas, aunque esto puede ser también síntoma de exceso de riego o falta de luz solar. En la clorosis producida por el suelo alcalino, los carbonatos de cal que hay en la tiera impiden que la planta haga la función clorofílica por lo que empieza a presentar un color amarillento y le produce raquitismo. Combatirla con abonos ácidos. En casos graves administrar quelato. Otras carencias comunes son: Falta de boro hojas verdes en el centro, amarilla luego y marrones hacia el borde. Las flores tardan en abrir. Pulverizar con borato sódico y abonar con boro antes de la caída de la hoja. Falta de fósforo: las flores es donde más se acusa. Tardan en formarse y abrirse e incluso a veces se secan antes de tiempo. Abonar después de la floración con superfosfato de cal. Falta de nitrógeno: las hojas empiezan a tomar un color verde amarillento, y son pequeñas y débiles. Aplicar un abono nitroso. Falta de magnesio: las hojas amarillean y presentan manchas marrones. Pulverizar con sulfato de magnesio diluido al principio, para más tarde cuando la planta está en reposo abonar de nuevo. Falta de potasio: los bordes de las hojas se doblan, son pequeñas y toman un tono pardo. La enfermedad va subiendo por la planta. Para combartirla usar sulfato de potasio pulverizado y cloruro de potasio como abono.

CRIBADO O PERDIGONADA Y GOMOSIS

 

Enfermedad producida por un hongo muy resiste al frío, por lo que su desarrollo es posible en pleno invierno, si la humedad es la       adecuada. Afecta sobretodo a las drupáceas. Sobre las hojas las esporas   caen en el pedúnculo y provocan su desecamiento y la caída de la hoja. Si caen sobre el limbo forman una mancha redonda   violácea rodeadas por un halo claro que se vuelve después rojizo y que se transforma después en un agujero, produciendo necrosis. También en las ramas se detectan estos síntomas, secando las puntas. A veces la corteza se rompe y deja salir lo que se llama goma.

CHANCRO

 

Es producido por un hongo que  se introduce en la planta por cualquier herida   (poda, grietas, cicatrices, etc.). Provoca una mancha en el tronco, ramas o renuevos, los cuales provocan un anillamiento impidiendo así la circulación de la savia, dando como resultado la muerte de brotes o ramas por encima de la lesión, pudiendo observarse en los árboles afectados puntas secas emergiendo de los pies frondosos. Se nota un abultamiento que levanta la corteza por donde podemos ver la herida. El chancro del castaño es uno de los más conocidos.

ESCLEROTINIA

 

Podredumbre blanda y acuosa, que no desprende mal olor, a diferencia de las bacterias, que sí desprenden mal olor. Se observa un micelio blanco algodonoso y puede darse en tallos, hojas y frutos hasta 1,5 m. de altura del suelo. Es muy común verlo en vegetales de hoja blanda como la lechuga.

 

FUSIAROSIS

 

Es una putrefacción negra de progreso lento, que atacan las raicillas de la planta produciendo amarilleo y marchitez de hojas. Es difícil de erradicar. La fusariosis es un problema mundial en los cultivos, es muy conocida en granos de la espiga del maíz, trigo, cebada, etc. Se presenta como una decoloración de espiguillas individuales que se tornan blanquecinas.

MAL DEL   PLOMO

 

Enfermedad muy grave causada por un hongo que deja el follaje de color plomizo de ahí le viene su nombre. El limbo se encrespa y marchita y la planta pierde vigor y a veces llega a morir. Ataca en especial al melocotonero y ciruelo.

 

 

MOTEADO Y MANCHAS FOLIARES

 

La presencia de manchas no siempre es por parásitos, a veces la luz solar quema las hojas, también un riego excesivo. Si no es ninguna de estas causas, son manchas causadas por hongos especialmene cuando la tierra está húmeda. Es un síntoma de   enfermedades fúngicas como la antractnosis, alternariosis y septoriosis.

 

 

MILDIU

 

Este   hongo muy peligroso para las solanáceas produce en la parte inferior de las hojas una pelusa blanco-grisácea y en la superior manchas amarillas, que se hacen grandes y oscuras. En los frutos pequeños produce manchas grisáceas y marcescentes.   Requiere calor y ambiente húmedo. La época más propicia es el verano, por lo que se recomienda no usar la aspersión para el riego. Se combate con zineb, maneb,   captan, benlate o caldo bordelés.

NEGRILLA, FUMAGINA O TIZNE

 

Es una cooperación entre parásitos. Primero empiezan los pulgones, cochinillas o mosca blanca             cuando pican para chupar la savia. Contra esta agresión la planta actúa, desarrolla hongos saprófitos que pueden llegar a acabar con la planta. Las hojas se cubren de una capa polvorienta de color negro que puede ser en manchas o total que provoca axfisia a la planta y hace que no pueda   desarrollar sus funciones normales perdiendo vigor.

OIDIO O " MAL BLANCO"

 

Enfermedad criptogámica que ataca sobre todo a las plantas ornamentales, y que es de las más fáciles de erradicar aunque lleve bastante tiempo la planta afectada. Son parásitos superficiales que forman sobre tallos, hojas, flores y frutos un tapiz blanquecino de aspecto algodonoso o pulverulento y que aparecen como manchas blancas, incluso en algunas especies como rosales las cubre de moho blanco como si fuera harina. A la larga la planta empieza a amarillear y muere. Cuando está completamente arraigada y que coincide por lo general en otoño, sobre estas manchas aparecen puntos negros que son los aparatos fructíferos del hongo. El oidio necesita muy poca humedad ambiental para su desarrollo, lo que sí necesita es calor por lo que la primavera y sobre todo el verano es la época más peligrosa, aunque soporta también el frío. Prefiere los climas secos, pero ataca en las épocas de mayor humedad. Entre las especies más atacadas del jardín están los claveles, crisantemos, dalias, violetas, geranios, zinnias, lilas y rosales. Entre los árboles podemos encontrar la catalpa, el plátano de sombra, magnolio y lagerstroemeria. Hay fungicidas de contacto, como el azufre en polvo, fungicidas sistémicos (acción penetrante) y   karatane.

PODREDUMBRE DE RAÍZ

 

Son varios los hongos que pueden atacar a las plántulas de semilleros o a adultas provocando lesiones en la raíz y otros tejidos, que parecen licuarse.   La primera señal es que las hojas se ponen amarillas y se marchitan, volviéndose a continuación marrones. La planta termina muriendo puesto que se pudren las raíces y la base del tallo. Son propensas las plantas que requieren pocos riegos como   los cactus o   violeta africana. Se pueden hacer tratamientos químicos aplicando alrededor del cuello, benomilo, pero no es muy eficaz, también se trata con zineb, captan.

REPILO

 

Hongo que produce una enfermedad que provoca una intensa defoliación de los olivos, con el consiguiente debilitamiento y disminución de la productividad. Aparecen en las hojas unas manchas circulares de tamaño variable y color oscuro, que al poco tiempo son rodeadas por un color amarillento hasta la zona central de la mancha. Después las manchas vuelven a oscurecerse. La lesión se presenta también en un tono blanquecino.

ROYA

 

Pequeñas manchas de color pardo claro hasta oscuro causadas por el hongo que ataca a las partes verdes de las plantas, llamadas pústulas. Con el ascenso de las temperaturas empieza a manifestarse, ya que le favorecen el calor y la humedad. Los geranios son uno de los que más lo sufren, también el clavel, crisantemo, rosal y prímula. Se combate con lo mismo que el mildiu y benomilo. Fumigación preventiva con oxicloruro de cobre.

SEPTORIOSIS

 

Enfermedad provocada por unos hongos microscópicos que afecta a muchas de las plantas compuestas ornamentales como crisantemo, margaritas, aster, etc. Está favorecido por la humedad tanto del riego como del aire. Aparecen manchas pardo-negras en las hojas y provocan el reblandecimiento de tejidos. Los síntomas se detectan también en los brotes tiernos y tallos de las hojas. Eliminar las hojas enfermas y tratar con un fungicida sistémico y repetir el tratamiento a los 15 días. En las hortalizas cultivadas por sus raices, suele dañar especialmente al apio. El período de mayor riesgo es a finales de la primavera.

VERTICILOSIS

 

Afecta sobre todo a la  vid, frutales, girasol y frambuesa. Los síntomas son: marchitamiento de los brotes al igual que de las hojas, el cual es más intenso en épocas de calor. Produce clorosis, desecación y necrosis en parte de la planta. Eventualmente la planta puede morir parcialmente, pero puede volver a brotar de las raíces, ya que éstas no están siendo atacadas. Ataca al tejido vascular y para detectarlo hay que levantar la corteza y   ver las estrías de color rojizo-café.

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd