Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín del Museo Joaquín Sorolla 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira (Siria) 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta a la Peña del Arciprestre 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

Vídeos

 

 


 

 

 

Con un   recogedor de mangueras no tendrá que ir arrastrando toda la longitud de la manguera por el jardín y además estará más protegida frente  a  las  inclemencias del tiempo.


Use los guantes adecuados  al trabajo que vaya a realizar, pero sobre todo que sean cómodos y que se ajusten a su mano.   Los que tienen una superficie acanalada o rugosa son ideales para que no se resbalen las herramientas.

 

 


Cuando vaya a pasar mucho tiempo en el jardín, debe protegerse la piel de los rayos ultravioletas del sol. Procure hacerlo por la mañana temprano o al atardecer, con ropa adecuada preferiblemente clara y cómoda. Use crema protectora y no olvide usar un sombrero para evitar insolaciones. Procure beber mucha agua.

 

 

 


Para quitar el polvo en las hojas de las plantas, que impide que hagan bien la fotosíntesis, se deben limpiar con una esponja humedecida  o  algodón para las hojas grandes y   un pulverizador para las de hojas pequeñas.  

Cuando las plantas tienen espinas o están  llenas de pelos, podemos  usar  una brocha. En el caso de  plantas grandes con espinas, podemos duchar el tallo,  pero  teniendo  mucho  cuidado  de  no  mojar  el tiesto cubriéndolo con un plástico bien cerrado.

 

Para eliminar las manchas blanquecinas de las plantas por causa de la cal, frótelas con un paño humedecido en vinagre, aclárelas rápidamente con agua destilada.

Si vertemos unas gotas de glicerina en un paño y frotamos las hojas verdes de las plantas de interior, nuestas plantas quedarán brillantes,  también es un buen repelente del polvo.

Otro  método  para  sacar  brillo  a  las  hojas  es  mezclar    un poco de leche con    cerveza, batirlo  y aplicarlo  con una esponja.

 


Para que los esquejes de geranio agarren mejor, machacar la punta que vamos a enterrar y si ponemos un grano de alpiste en la punta todavía mejor. La mejor época para hacerlo es la que va desde mediados de agosto hasta mediados de septiembre.   La longitud del esqueje debe ser de 10 ó 15 centímetros y con un par de hojas como mínimo.

Para que los geranios tengan un buen aspecto, añada unas gotas de aceite de oliva en la tierra.

 

Para que florezcan antes, plantaremos los geranios en tiestos pequeños.


Las petunias florecerán mejor si después  de  la primera floración se  podan a unos quince centímetros de la base del tallo. En pocos días volverán a apuntar nuevos capullos y florecerá nuevamente. 

 

 


Para tener un jardín bonito y que no nos de mucho trabajo, podemos recurrir a especies de la zona, que son mucho más resistentes,  y  cuidandolas  quedarán  muy  bien.  

 

 


Si reemplazamos el césped por plantas tapizantes, también nos ahorraremos mucho tiempo en su cuidado y sobre todo tendremos un ahorro importante de  agua.

 

 


Para tener flores durante un largo periodo, debemos tener al menos 7 especies diferentes, ya que cada planta vivaz florece unas 3 ó 4 semanas. De esta manera  mientras  algunas  están  en  flor,  otras  desarrollan las yemas y otras estarán marchitas, las cuales debemos retirar rápidamente para alargar la floración.

 

 


Para que tengan los cactus nos duren más, deberemos plantarlos con otras plantas de iguales características y en tiestos poco profundos. Utilizar abono líquido una de cada dos veces que reguemos.

 

 


Debemos saber que algunas plantas como la albahaca,  jazmín,  lavanda,  saúco, perejil,  romero,  etc. y casi  la  gran  mayoría de las plantas aromáticas, son repelentes de  insectos. Lo que los atrae   son las flores y los colores llamativos.  

 

 


Para regar sus plantas en vacaciones, puedes optar por cortar una tira de gamuza por cada maceta que quiera regar. Se entierra el extremo de la tira en la maceta y el otro extremo se sumerge en un recipiente con abundante agua. La planta irá absorbiendo el agua que necesite. Otro método es poner una botella boca abajo, a la que se le ha hecho un agujerito en el tapón, introduce el cuello de la botella un poco en la tierra y poco a poco irá soltando una gotita.

 

 


Para saber si una planta que está en una maceta de terracota o de barro necesita agua o no, daremos unos pequeños golpes en ella. Si suena a hueco, necesita  agua si suena maciza, está llena y no debemos regarla.

 

 

 


Un poco de agua de soda mezclada con el agua de riego, aumenta el crecimiento de las plantas.

 

 

Si hemos abonado en exceso, para eliminarlo debemos echar agua dejando que salga por la parte inferior de la maceta para que se lave la tierra, durante un tiempo.

 


Basta con introducir el dedo en la tierra de tus plantas para saber si se debe  regar o no, pero tenga en cuenta que es mejor quedarse corto que pasarse.

 

 

Para que las plantas de interior se mantengan en verano con la suficiente humedad, meter la maceta en una bolsa de plástico transparente.

 


Debemos cambiar la tierra cada dos años, o al menos sustituir los   primeros centímetros de sustrato por uno nuevo, aunque lo ideal es cambiarla a otra maceta un poco mayor con sustrato fresco y rico.

 

 

 


Con el riego por goteo, ahorrará agua y tiempo. Si coloca acolchados en la base de sus plantas (corteza de pino, hojas, mantillo, grava, paja, arcilla expandida, etc.) evitará la evaporación, manteniendo la humedad por más tiempo. También si riega de madrugada o al atardecer la planta tomará mejorel agua e igualmente evitaremos la evaporación.

   


Para evitar que al regar sus macetas salpique, coloque una capa de gravilla sobre la tierra.

 

 

 

 


Cuando la temperatura está por debajo de los 0ºC las macetas de barro se agrietan y pueden romperse,  por  ello  debemos  protegerlas  de  las  heladas  con sacos de arpillera, plástico de burbujas, lonas, etc. o  situarlos en sitios protegidos.

Por el contrario las de plástico con el paso del tiempo y el calor, se ablandan y se rompen al cogerlas.

 

     


Si quieres cambiar el aspecto de las macetas nuevas, se puede hacer que parezcan viejas untándolas con yogur natural. En  poco  tiempo  se  verá  cubierta  de  musgo.

 

 

 


Para que sus plantas mantengan humedad, sin que se vea perjudicadas las raíces, coloque   en una bandeja un material absorbente  y coloque encima una capa de arcilla expandida, tierra volcánica,  grava, piedras, etc.  después  coloque la  maceta  encima. Riege normalmente, dejando una reserva de agua en el plato.

   

 


Cuando veamos que crecen muchas plantas muy juntas, arrancar las más débiles para que no resten fuerza a las demás. Esta operación se denomina aclareo.

 

 

 


Si queremos que los bulbos de primavera florezcan en verano, otoño o invierno los meteremos en el frigorífico o en   un lugar frío y que carezca de luz. Después de un mes, los sacaremos  y los pondremos en un lugar cálido y luminoso. En    una  semana  o  dos,  florecerán como si fuera en primavera.

 


Si queremos recuperar el color verdoso    de  los helechos que  poco  a  poco  van  perdiendo,    colocaremos cada semana un cubito de hielo sobre la tierra.

 

 

 


Para descalcificar  el agua para regar nuestros plantas, puede  añadir 4 o 5 gotas de amoniaco por litro de agua.

 

 

 


Procure regar las plantas de interior con agua a temperatura ambiente, ya que el agua fría es muy perjudicial para la mayoría de las especies que son de origen tropical.

Podemos regarlas  con el agua de los jarrones, el agua de los acuarios, el agua donde se han cocido legumbres, sin sal y una vez fría y donde se han lavado o remojado frutas, verduras o legumbres, además del ahorro, será muy beneficioso porque son ricas en nutrientes y sales minerales.

 

 


Procure dejar secar el suelo entre riegos, así las raíces de las plantas buscarán el agua profundizando y se harán más resistentes en caso de sequía.

 

 

 


Si notamos que el agua no llega bien a las raíces, debemos facilitar el camino. Enterrar cerca un  trozo  de tubo de polietileno o PVC de medio metro de largo.

Cuando note que al regar el agua sale rápidamente y no empapa el agua, es porque la tierra está muy apelmazada. Con un tenedor remueva   hasta una profundidad de un centímetro.

 


Para Para limpiar los restos de resina del recortasetos, use alcohol de quemar y frotelo con algún producto anticorrosión.

Para el óxido de las herramientas, se puede frotar con un estropajo mojado en aguarrás o petróleo. También se pueden frotar con papel de aluminio arrugado.

Para evitar que se oxiden, después de su utilización limpiarlas bien con agua jabonosa, secarlas y untarle un poco de aceite.

Para desinfectar las herramientas manuales de poda, después de cortar alguna parte infectada, debemos pasar la parte metálica por una llama de fuego, también podemos usar alcohol.

 

 


Para cicatrizar las heridas o cortes de las plantas, se cubre la zona afectada con cera pura de abeja, caliente y fundida y sino es posbile, puede servir  cera de vela, extender bien mediante una brocha, la propia planta cicatrizará la herida.

   

 

 


Si enterramos clavos y tornillos viejos oxidados junto a los árboles, le servirán de nutrientes.

 

 

 

 


La ceniza de leña no debe tirarse si se tiene jardín o macetas, porque constituye un excelente abono para las plantas.

 

 

 


Para mejorar la calidad de la tierra en el terreno, picar muy menuda la cáscara de huevo y mezclarlo con la tierra.

 

 


Para eliminar  las malas hierba que crecen tan rápidamente, echaremos  agua hirviendo,  y  si  además  le  sañadimos  sal  (una  parte  de  sal por    cada  cinco  de  agua)  resultará mucho más eficaz, y será mucho más agresivo si lo  hacemos  con sal gorda.

 

 

 


Cuando hay acumulada mucha nieve encima de flores, ramas o troncos débiles, debemos retirarlapara que no se hielen y rompan por el peso.

 

 

 

 

 


Cuando use insecticida para los árboles procurar que llegue a los dos lados de la hoja y al tallo, ya que a veces están demasiado escondidas las larvas.

 

 

 

 


Sino quiere que las hormigas  entren en casa, eche sal, ya que ésta actúa como una muralla.  También  puede  servir  posos  de café. 

Para alarjarlas de las plantas, use alrededor de las macetas una solución de limón o frote el borde con ello, verá como no se acercan.

 

 


Para atrapar a las tijeretas, tan molestas en nuestras plantas, colocar tiestos boca abajo llenos de paja, así se cobijarán allí y no se molestarán en ir a otras plantas.

 

 

 


Para eliminar las molestas cochinillas, utilizar un algodón empapado en alcohol.

 

 

 

 


Para alejar los topos del jardín, podemos  colocar  botellas  boca abajo en los agujeros, las botellas amplifican  el ruido y los topos se marcharán.

 

 

 


Las lombrices son muy beneficiosas para transformar los restos de hojas, tallos y troncos en materia orgánica, por lo que no hay que eliminarlas.

 

 

 

 


Para repeler insectos y alejar las polillas, colocar saquitos de    lavanda, además  de oler muy bien,  son  agradables  a  la  vista y muy fáciles de hacer.

 

 

 

 


Para deshacerse de   las plagas resistentes a los insecticidas que atacan a los árboles del jardín, podemos  usar remedios caseros:

Añadir una cucharada pequeña de zotal a un litro de agua y pulverizar sobre las hojas.

Otra solución es   dejar unas colillas de cigarros en remojo un día y regar con esta solución rica en nicotina.

Los posos de café u hojas de té son un buen repelente de gusanos.

 

Los  pulgones  odian el olor del ajo, por lo que si ponemos uno en la planta afectada, desaparecerán. El ajo también sirve para otros insectos que se comen las hojas, colocarlos sin pelar.

Si realizamos pulverizaciones directas con agua a presión sobre ácaros, pulgones, etc. los eliminaremos de la planta afectada. También se le puede incorporar unas gotas de jabón o lavavajillas al agua.

 


Es conveniente rotar los cultivos en el huerto para evitar la aparición de malas hierbas, ya que a  cada tipo de planta le acompaña una especie de mala hierba diferente. Con esta  rotación,  evitamos que un tipo de mala hierba determinado se afiance en esa zona de la huerta. Hay especies, como la cebolla por  ejemplo,  que    favorece la aparición de las malas hierbas, mientras que otras como la   patata   evita   su aparición.

 

 


Para engordar las cebollas, pisar los tallos sin llegar a romperlos, así engordará el bulbo en lugar de crecer a lo alto.

 

 

 


Cuando veamos que los troncos y ramas de los árboles, empiezan a tener musgos y líquenes, debemos limpiarlos con un cepillo de cerdas duras. Si a la vez se humedece con un insecticida acabaremos con las colonias de insectos.

 

 


Hay que tener mucho cuidado al elegir un determinado árbol, ya que las raíces puede darnos algún susto cuando empiezen a crecer demasiado. Pueden ocasionar fisuras en construcciones, piscinas  o  muros,   romper las canalizaciones de agua o levantarnos el pavimento. También conviene alejarlo por si la fuerza del viento lo derribara.

 

 

 


Utilice las macetas grandes fijadas en una plataforma con ruedas para poderlas mover sin esfuerzo.

 

 

 

 

 


Cuando ponga flores en un florero, procure que las hojas no toquen el agua, arránquelas si fuera necesario, para evitar que se pudran y produzcan   mal olor. No lo llene hasta arriba de agua.

Si queremos que nos duren más tiempo, debemos cortar cada 3 días más o menos el tallo unos 2 centímetross. y cambiar el agua, al que añadiremos una aspirina,  también  poemos  añadir unas gotitas de ginebra o 3 gotitas de lejía por cada litro de agua, lo cual ejercerá una acción antibacteriana.

Corte las flores en cuanto empiezan a marchitarse.

 


Si quiere secar flores, procure cortarlas con el tallo largo para no tener que alargarlo después. Para secar las hojas enrollelas en papel secante, también puede  hacer un ramo y colgarlo boca abajo.

 

Para limpiarlas, pondremos en un cazo agua hirviendo con bicarbonato, cuando   la solución se haya diluido las introduciremos dentro del agua durante 10 minutos. Después las dejaremos secar al aire libre.

 


Coloque las mesas,   sillas o bancos en   lugares donde pueda apoyarse o sentarse mientras está trabajando en el jardín.

 

 

 


Utilice un cubo de basura de plástico grande con ruedas o la carretilla para el transporte de las herramientas grandes, así llevará todas a la vez y no tendrá que darse varios paseos porque se le olvida alguna.  

 

 


Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd