Al utilizar ELHOGARNATURAL  acepta que pueda instalar cookies para ofrecerle una mejor experiencia de navegación en nuestra página. Si continúa navegando entendemos que acepta nuestra política de cookies. Ver Política de cookies

 

 

Siguenos en:  

 

 

Web

www.elhogarnatural.com

 

Plantas y Vegetales

 

 

Cuidados

 

 

Varios

 

 

Reportajes

 

 

Rincones Mágicos

 

Amsterdam 
Angkor Wat 
Árbol encadenado 
Arboreto Luis Ceballos 
Bahía de Ha-Long 
Bosque de la Herrería 
Bosque el Forestal de Villaviciosa 
Casa de Campo/Casa de Vacas 
Chozo Kindelan 
Dalieda de San Francisco 
Dehesa de Navalcarbón 
El Alcornoque del Bandolero 
Finca Mataespesa 
Invernadero Estación Atocha 
Invernadero Palacio de Cristal 
Invernaderos del Jardín Botánico 
Jardín de las Tres Culturas 
Jardín del Príncipe de Anglona 
Jardín vertical 
Jardines de Cecilio Rodríguez 
Jardines de El Escorial 
Jardines Cuatro Torres 
Jardines del Campo del Moro 
Jardines La Granja San Ildefonso 
Jardines del Palacio del Pardo 
Jardines Palacio Real / Madrid 
La Gran Muralla China 
Lagos Plitvice / Croacia 
Las Islas Vírgenes Británicas 
Madeira 
Monte de El Pardo 
Mustang: reino perdido Himalaya 
Palmira (Siria) 
Parque el capricho 
Parque del Oeste 
Parque del Retiro 
Parque Nacional Torres del Paine 
Parques de Villalba / Madrid 
Presa del Grajal/Colmenar Viejo 
Quinta de la Fuente del Berro 
Quinta de Los Molinos 
Ruta Camino del agua/Cercedilla 
Ruta Cascada Purgatorio/Rascafría 
Ruta de la Presa del Gasco 
Ruta de las Caras 
Ruta Molinos Río Perales 
Ruta Tejos Milenarios (Rascafría) 
Senda botánica-Torrelodones 
Valle de la Fuenfría/Cercedilla 

 

  Vídeos

 

 


 

 

 

Se denomina bulbosa a aquella planta que posee un órgano subterráneo perenne, del que cada año se desarrollan hojas y flores. Bajo esta denominación se agrupan 19 familias, con 170 géneros y más de 1000 especies y variedades.

Este órgano almacena sustancias alimenticias de reserva para la época de latencia o para eventuales períodos de sequía.

Las bulbosas son uno de los grupos más versátiles a la hora de diseñar un jardín, ya sea por  la gran variedad de formas y colores, su disponibilidad en todas las estaciones y la facilidad de su cultivo. Cualquier emplazamiento es bueno para su cultivo, ya sea situados entre las plantas perennes o formando grandes macizos.

El criterio que se sigue en jardinería para clasificar las bulbosas atiende a la forma y disposición del órgano subterráneo.

 

    - Bulbos: órganos de reserva de las monocotiledóneas, cuya forma es más o menos esférica, y la parte inferior o disco es  aplanada.  Se clasifican en bulbos tunicados cuyas bases engrosadas se superponen, como en la cebolla y bulbos escamosos en los que dichas bases se presentan imbricadas y son de una consistencia más carnosa. Ejemplos: amaryllis, camassia, clivia, crinum, chionodoxa, erythorium, eucharis, fritillaria, galanthus, galtonia, haemanthus, hippeastrum, hyacinthus, hymenocallis, iris, leucojum, lillium, lycores, muscari, narcissus, nerina, oxalis, polyanthes, scilla, tigridia, tulipa, vallota, veltheimia, zephyrantes, etc.  

     

     

    - Pseudobulbo: es una estructura similar, también formado a partir del tallo, pero crece en la superficie, un ejemplo es la orquídea.

     

    - Tubérculos o tuberobulbos: son estructuras de reserva formadas a partir del tallo. En su superficie se desarrollan pequeñas depresiones, en cuyo interior se emplaza una yema superficial de la que se puede desarrollar una planta completa. No emiten hijuelos. Ejemplos begonia, caladium, sinningia, begonia tuberosa, patata, etc.

     

     

    - Cormos: parecidos exteriormente a los bulbos, son una base hinchada cuya interior presenta nudos y abultamientos de los que salen, a veces varias yemas. Está recubierto de hojas secas, no de escamas como en los bulbos. En su parte inferior produce cormos pequeños y nuevos, aptos para engrosas y reproducirse más tarde, en la superior emite un cormo de gran desarrollo. Ejemplos: crocus, colchicum, freesia, gladiolus, ixia, sternbergia, tritonia, watsonia, etc.

     

     

     

    - Raíz tuberosa: cuando el engrosamiento se produce a partir de la raíz en lugar del tallo. Son raíces acumuladoras y gruesas, constituidas por varios elementos, que en cierto grado de desarrollo, pueden separarse unos de otros para reproducirse, aunque se recomienda hacer esquejes para su multiplicación.  Se distingue del tubérculo en que se presentan múltiples engrosamientos, y no uno sólo como en el tubérculo.  Ejemplos: agapanthus, anemone, arisaema, arum, claytonia, colocasia, cyclamen, dahlia, dicentra, eremurus, gloriosa, ranunculus, etc.

     

     

     

    - Rizomas: son las formaciones de reserva constituidas a partir del tallo, crecen paralelos al suelo y presentan más de una yema por estructura. Se pueden dividir en trozos que contengan una yema cada uno. Ejemplos: achimenes, canna,  zantedeschia, etc.

 

 

 

Cuando compramos bulbos, es preciso elegir aquellos que sean gruesos, firmes, que no estén blandos, no tengan heridas, ni cicatrices. El tamaño o calibre también es importante para bulbos y cormos. Algunos bulbos, como los lilium, no resisten mucho tiempo expuestos al aire, por lo que se aconseja que al comprarlos estén protegidos.

 

 

Suelo

 

Antes de plantarlos, debe prepararse el suelo un mes antes. Por lo general las bulbosas, requieren un suelo neutro o algo alcalino (aunque hay excepciones, como el lillium y clivia). Proporcionar un sustrato ligero, poroso y bien drenado, para evitar podredumbre por encharcamiento. Le vendrá bien una buena tierra rica de jardín (margosa o arcillosa) con mucho humus. Para prepararlo se debe cavar profundamente (unos 40 centímetros) y mezclar abundante estiércolo vacuno, muy descompuesto. Si la tierra es muy arcillosa, mezclar con arena. Si es demasiado arenosa, incorporar estiércol, mantillo de hojas y un poco de tierra de jardín. Algo muy apropiado es espolvorear harina de huesos, para aportar fosfatos y otras sustancias muy necesarias a las plantas. Si el bulbo se planta en una maceta, se puede usar un sustrato universal, que le proporciona la riqueza mineral y la estructura adecuada para su desarrollo.

Todos los bulbos deben estar bien asentados sobre su base. En cuanto a la profundidad de plantación, es muy variable, según géneros. Damos una referencia, aunque cuando se compran, en las etiquetas aparece la profundidad idónea para cada especie.

3-4 centímetros: cardiocrinum, cyclamen, eranthis

5 centímetros: anemone, ranunculus, sparaxis

5-8 centímetros: allium, muscari, nerine, tigridia

8-10 centímetros: brodiaea, crocosmia, crocus, fritillaria meleagris, leucojum, lillium

7,5-8 centímetros: acidanhtera, babiana, camassia, colchicum, chionodoxa, endymion, freesia, galanthus, hermodactylus, iris, ixia, ixiolirion, ornithogalum, puschkinia, scilla

10-15 centímetros: alstroemeria, crinum, dahlia, erythorium, galtonia, gladiolus, hyacinthus, sternbergia, tulipa, zantesdeschia

15-20 centímetros: amaryllis

 

 

Épocas de plantación

 

Otoño, floración en primavera

allium, anemone, babiana, calochortus, camassia, chionodoxa, corydalis, crocus, cyclamen, eranthis, erythronium, freesia, galanthus, hyachinthus, iris, ixia, ixiolirion, muscari, narcissus, pancratium, puschkinia, scilla, tulipa

 

Invierno - Primavera, floración en verano

acidanthera, anemone coronaria, begovia, canna, crinum, crocosmia, dahlia, galtonia, gladiolus, gloriosa, lirium, orhithogalum, oxalis, ranunculus, sprekelia, tigridia, watsonia, zantesdeschia

 

Verano, floración en otoño

colchicum, crocus, galanthus, leucojum, lycoris, narcissus, sparaxis, sternbergia

 

 

Recolección

 

Las bulbosas en teoría pueden vivir indefinidamente, pero en la práctica si se deja enterrado mucho tiempo, se observa que se van reduciendo en su producción de flores y el tamaño. Para evitar la " degeneración del bulbo" , se debe extraer todos los años del suelo y obtener nuevos ejemplares, bien por esqueje o separación de los bulbillos hijos.

Hay algunas especies que deben ser protegidas del frío (babiana, freesia, ixia, acidanthera, crocosmia, dahlia, gladiolus, tigridia, zantesdeschia, sparaxia). Por ello se deben extraer del suelo, con un tenedor por ejemplo. Si se les produce heridas, espolvorear sobre ellas azufre en polvo. Retirar el follaje muerto y dejarlos en lugar seco y aireado. Si se han recogido con la parte aérea, cortar ésta y las raícillas. Se deben dejar secar bien antes de almacenar. Se pueden almacenar en cajas de cartón, en un lugar oscuro, seco y frío. Se pueden espolvorear con un fungicida o insecticida para evitar la aparición de hongos u otro tipo de plaga.

Se pueden dejar enterrados, por un máximo de 2-3 años, pasado el cuál habrá que desecharlos.

 

 

Bulbosas en casa

 

Además de tener bulbos en el jardín, también podemos emplazarlos en el interior de casa. Los recipientes más adecuados deben ser más anchos que altos, para así poder plantar numerosos ejemplares, y que queden más compactos. En el mercado hay recipientes especiales, como por ejemplo para los jacintos, son como una copa, en cuya parte superior se deposita un solo ejemplar, creciendo las raíces directamente sobre el agua. Los crocus también tienen macetas especiales en forma de bola, con múltiples agujeros por donde aparecen sus flores.

 

     

 

No obstante lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de plantar los bulbos es suministrarle una tierra adecuada. Algunas bulbosas, como begonia, ciclámen, gladiolo, crocus, son muy exigentes en cuanto a la materia orgánica y se debe proporcionar una tierra rica en humus. Lo que no debemos olvidar es el drenado, pues los bulbos son propensos a pudrise si la tierra retiene el agua en exceso. Para ello, tendremos que disponer sobre el fondo de la bandeja, una capa de arena o grava para facilitar este drenaje. Sobre esta capa, se echa otra un poco más gruesa de tierra, que apelmazaremos, para proceder después a colocar los bulbos juntos, pero sin tocarse, luego echaremos más tierra, sin tapar el tercio superior de cada bulbo. Colocar la bandeja en un sitio fresco y taparlo con una bolsa de plástico negro hasta que empiezen a brotar. En unas 7 semanas, cuando tengan sus brotes algo desarrollados, se les va acostumbrando poco a poco a la luz y una semana más tarde se les situa en su lugar definitivo.

 

 

Fichas

 

Agapanthus (Estrella de mar)

Allium (Allium, Ajo)

Alpinia

Alstroemeria (Lirio del Perú, pelegrina)

Amaryllis

Androcymbiun (Cebollín estrellado)

Arisaema (ACola de caballo)

Arum (Aro, jarro, flor de la primavera)

Asphodelus albus (Gamón blanco)

Babiana

Begonia x tuberhybrida (Begonia tuberosa)

Calochortus

Camassia

Canna (Caña de Indias, lengua de dragón, achira)

Chionodoxa (Chionodoxa, gloria de las nieves)

Colchicum (Colquico)

Colocasia

Convallaria (Lirio del valle, muguet)

Corydalis solida (Tijerillas)

Crinum (Lirio listado, corona de marqués)

Crocosmia

Crocus (Croco, azafranillos)

Cypella

Cyrtanthus (Cirtanto)

Dahlia

Dracunculus (Dragontea, dragoncillo, zaragutia)

Endymion (Jacintillo silvestre, escila española)

Eranthis (Eléboro de invierno)

Eremurus (Cola de zorro)

Erythronium (Eritronio)

Eucharis

Eucomis

Freesia

Fritillaria

Galanthus (Campanillas de invierno)

Galtonia

Gladiolus

Gloriosa

Gloxinia (Sinningia)

Haemanthus (Oreja de elefante, bola de fuego)

Hedychium (Lirio del arroyo, palomitas)

Hemerocallis (Flor de un día)

Hippeastrum (Amarilis, estrella de caballero)

Hyacinthus (Jacinto, junquillo)

Hymenocallis

Ipheion

Iris (Lirio)

Ixiolirion

Lachenalia

Leucojum (Campanillas)

Liatris

Lilium (Azucena)

Muscari (Nazareno)

Narcissus (Narciso)

Nerine (Nerina)

Ornithogalum

Paeonia (Peonia)

Pancratium maritimum (Pancracio)

Polygonatum (Sello de Salomón)

Puschkinia

Scilla  

Sternbergia lutea (Azucena amarilla)

Tigridia (Frigidia, avispa, flor de tigre)

Tolmiea

Tulipa (Tulipán)

Urginea maritima (Cebolla albarrana)

Veltheimia

 

 

 

 

 

Copyright (c) 2005 - 2014. Licencia Creative Commons By-excepto los vídeos-By-Nc-Nd